Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Editado Sep 26, 2019

El PP en el Ayuntamiento considera que se ha perdido una nueva oportunidad de bajar la presión fiscal a los segovianos por lo que votará en contra de las ordenanzas fiscales

El PP en el Ayuntamiento considera que se ha perdido una nueva oportunidad de bajar la presión fiscal a los segovianos por lo que votará en contra de las ordenanzas fiscales

Según los populares, no es cierto que se congelen todas las tasas e impuestos. De hecho, se incrementa el impuesto de vehículos de tracción mecánica para vehículos mixtos adaptados, utilizados fundamentalmente por trabajadores y autónomos. El gobierno municipal está dejando de aplicar bonificaciones fiscales previstas en la Ley de Haciendas Locales que contribuirían a fijar población e incentivar la creación e instalación de empresas.

El PP en el Ayuntamiento no apoyará el documento de ordenanzas fiscales propuesto por el gobierno municipal y no lo hará porque, en su opinión, el anuncio de congelación de las tasas y precios públicos con ser positivo hay que tomárselo con cierta relatividad, no sólo porque “no es del todo cierto” sino también porque “no hay que olvidar que Segovia está entre las capitales de provincia con la presión fiscal más elevada”.

El portavoz de los populares, Pablo Pérez, ha recordado que, según el Consejo General de Economistas, Segovia es la segunda capital de provincia por debajo de 75.000 habitantes que más IBI pagó en el año 2018, la séptima capital de España con la media más alta en el pago de este impuesto y la segunda con las tasas más elevadas. Según Pérez, el ciudadano no percibe realmente que esta presión fiscal tan alta esté repercutiendo en la calidad de los servicios y hubiera sido un buen momento para reducirla.

“Creo que es fundamental tener unas tasas e impuestos bajos no sólo de cara a nuestros vecinos sino tambien para poder fijar población y atraer empresas. Las ciudades compiten y lo hacen en términos fiscales y los segovianos se van a los municipios del alfoz porque pagan menos tasas e impuestos”, ha señalado el portavoz popular quien ha querido hacer una llamada de atención sobre las negativas consecuencias que tendría para Segovia el hecho de que bajásemos de los 50.000 habitantes.

Pablo Pérez se ha mostrado contundente al afirmar que se tiene que ser competitivo a nivel fiscal.

“Hay muchas bonificaciones y mucho margen de bajada. Tenemos tasas e impuestos en máximos y con una buena política fiscal se podría fijar población y atraer empresas”.

En este mismo sentido se ha manifestado el viceportavoz popular Marco Sandulli quien ha afirmado que “el Ayuntamiento de Segovia, según la Ley de Haciendas Locales, está perdiendo múltiples ocasiones de incentivar la economía a través de bonificaciones y reducciones fiscales”.

En relación al IBI, según Sandulli, las bonificaciones son escasas y al margen de lo previsto por la Ley, no existen más incentivos fiscales y ha pasado a explicar algunos ejemplos. Según la Ley de Haciendas Locales, se podría aplicar una bonificación en este impuesto de hasta el 90% a las empresas de rehabilitación y construcción y el Ayuntamiento de Segovia se limita a aplicar lo mínimo, es decir, el 50%, lo que demuestra lo “tacaño” que es. También podría aplicarse una bonificación de hasta el 90% en el IBI de aquellos inmuebles urbanos que estén ubicados en áreas de población singularizados en los que se desarrollen actividades agrícolas, ganaderas y forestales y en los que los servicios municipales no lleguen de la misma manera, como podrían ser, según ha señalado el viceportavoz popular, los barrios incorporados.

“Sería una manera de favorecer a los vecinos de estos barrios que han visto incrementada su presión fiscal de manera desproporcionada en estos últimos años”.

Otra posibilidad que tampoco emplea el Ayuntamiento, según la formación popular, es la bonificación de hasta el 95% del IBI en inmuebles que desarrollen actividades económicas declaradas de especial interés o que fomenten el empleo; una bonificacación que, de aplicarse, podría favorecer la creación de empresas. Marco Sandulli también ha hecho referencia a la bonificación del 90% en inmuebles de características especiales como algunos de los que se encuentran en el Casco Histórico o la bonificación de hasta el 50% del IBI en los inmuebles en los que se hayan instalado sistemas para el aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar.

“Resulta paradójico que se lleve al pleno una declaración institucional sobre el cambio climático y no se  adopten medidas como ésta”, señala Sandulli.

Tanto Pablo Pérez como Marco Sandulli han hecho referencia al incremento “oculto” que sí se va a aplicar en el impuesto sobre los vehículos de tracción mecánica y en concreto sobre dos de ellos, las pick-up y los vehículos mixtos adaptables. En este último caso ni siquiera aparecen reflejados en las ordenanzas y en el caso de las pick-up, la formación popular logró en la comisión de Hacienda que se congelara el impuesto.

“Ambos tipos de vehículos son utilizados fundamentalmente por trabajadores y autónomos. Entendemos que había que defender que no se llevara a cabo esta subida porque no se puede ir en contra de quien genera la economía de la ciudad”.

En cuanto al Impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO), los populares han señalado que sucede lo mismo que con el IBI. Existen bonificaciones previstas por la Ley de Haciendas Locales que no se están aplicando y que, a juicio de la formación que lidera Pablo Pérez son esenciales para reactivar la economía local.

“Existe una bonificación de hasta el 50% a favor de las construcciones vinculadas a planes de fomento de inversiones privadas que no aplica. Siempre se ha dicho que la inversión es el motor de la economía, da igual que venga del sector público o del privado”,

Marco Sandulli  ha hecho especial referencia a la bonificación prevista del 50% en el ICIO para la construcción de viviendas de protección oficial.

“Estamos hablando de que hoy en día existe un problema grave para acceder a la vivienda y el Ayuntamiento es consciente de ello y, sin embargo, no fomentan su construcción aplicando, por ejemplo, este tipo de bonificación”.

Por todo ello, el viceportavoz popular, Marco Sandulli, considera la actitud del Ayuntamiento en cuanto a la fijación del gravamen fiscal irresponsable, negligente y muy dañina para la economía de la ciudad y las necesidades de los ciudadanos.