Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Editado May 30, 2018

Clara Luquero busca un convenio con la Junta de Castilla y León tras ser incapaz de sacar adelante un sistema de gestión de la Estación de Autobuses un año después de su apertura

Clara Luquero busca un convenio con la Junta de Castilla y León tras ser incapaz de sacar adelante un sistema de gestión de la Estación de Autobuses un año después de su apertura

Deberían haber estado trabajando en el plan de gestión de la estación al mismo tiempo que se llevaban a cabo las obras. Queda patente, una vez más, la forma de gestionar caótica y desorganizada del PSOE así como su incapacidad de hacer algo por sí solos.

Al PP en el Ayuntamiento no le parece normal que después de un año con la calificación de estación de autobuses ésta carezca de un sistema de gestión, y menos aún que el Ayuntamiento acabe de iniciar el expediente para estudiar la posibilidad de establecer un convenio con la Junta de Castilla y León para analizar la probabilidad de una gestión conjunta de esta infraestructura municipal.

A juicio de los populares se pone de manifiesto, una vez más, la incompetencia y la falta de previsión del gobierno socialista de Clara Luquero, incapaz no sólo de decidir la forma de gestionar la estación sino de hacerlo por sí mismo.

“Están intentando trasladar ahora, un año después de su apertura, a la Junta de Castilla y León su responsabilidad porque no saben cómo hacer las cosas y esta no es la forma de gobernar y de defender los intereses de la ciudad que se merecen los segovianos”.

En opinión de la formación que lidera Raquel Fernández lo lógico hubiera sido ir definiendo el modelo de gestión y trabajando en él al mismo tiempo que se llevaban a cabo las obras; de este modo se hubiera tenido todo listo una vez obtenida la calificación de “estación”. En cambio, señalan, y como ya es habitual en el grupo de Clara Luquero, no ha sido así. “Estamos hablando de que después de 8 meses de obras y de un año de su apertura el PSOE no sabe todavía de qué manera se va a gestionar la estación de autobuses y no sólo eso, después de este tiempo se plantea la posibilidad de establecer un convenio con el gobierno regional. Desde luego es todo un despropósito”

Los populares consideran que esta irresponsabilidad del gobierno socialista y esta forma de proceder caótica y desorganizada tiene su reflejo en la propia estación en donde ni siquiera se están cumpliendo algunos de los puntos del reglamento aprobado hace algunos meses.

“Las dársenas no están identificadas, no hay paneles informativos, ni ninguna pantalla que indique a los usuarios cuál es su autobús, a qué hora sale o si se ha producido alguna incidencia; las taquillas están señalizadas con un folio pegado en un cristal y por no haber, no hay algo tan básico en una estación como un simple reloj, entre otras cosas. El aspecto que presenta es de una total dejadez y no el que se espera de una estación de autobuses de una capital de provincia por donde pasan diariamente muchas personas y el responsable último de ello es el gobierno de Clara Luquero”, indican desde el PP municipal.

Los populares consideran que la formación de Clara Luquero debería dar explicaciones de por qué todavía no se ha definido el sistema de gestión así como tomar medidas para paliar las deficiencias detectadas. De ahí que hayan solicitado que se realicen las actuaciones necesarias para ello; además han preguntado por la persona designada por el Ayuntamiento como responsable de la Estación de Autobuses y por la plantilla asignada para cubrir las necesidades de la misma, aspectos ambos recogidos en el propio Reglamento de la Estación.

Para el principal grupo de la oposición lo sucedido con la Estación de Autobuses es otro ejemplo más de la incapacidad del PSOE al frente del Ayuntamiento de nuestra ciudad. Recuerdan que algo similar es lo que ha sucedido con el aparcamiento de José Zorrilla en donde los socialistas empezaron a trabajar en el modelo de gestión y a ver lo que podían hacer una vez que se cerró del todo, cuando podían haberlo hecho desde el momento mismo en el que supieron que la infraestructura iba a pasar a manos del Ayuntamiento, es decir, en 2016. La consecuencia es que ha vuelto a pasar un nuevo mes y el aparcamiento de José Zorrilla continúa cerrado al público, y sin fecha de apertura.