Pages Menu
Categories Menu

Editado Ene 19, 2018

Ciudadanos: ¿Un populismo de corbata?

Ciudadanos: ¿Un populismo de corbata?

Artículo de Opinión del Diputado del PP por Segovia, Jesús Postigo

El populismo en su más amplio sentido de la palabra, ya sea un populismo “desarrapado” y en teoría de izquierdas, como un populismo de “corbata” en teoría de derechas, es el atajo por el cual se juega con las pasiones, ilusiones e ideales de la gente, dejando fuera la razón y la lógica en la toma de decisiones. Mientras que en los de izquierdas su mensaje es provocador, rompedor y teatralizado, en los de derechas, su mensaje es sutil, templado y orquestado en el mundo de los negocios y del marketing político.

El populismo se caracteriza por un carismático liderazgo, propuestas de igualdad social, predominio de los argumentos emocionales sobre los racionales y modificación de sus postulados ideológicos. Los populismos surgen en periodos de grandes crisis o transformaciones profundas, la culpa siempre es de otros, tienen una solución mágica para resolver todos los problemas y pueden decir una cosa hoy como su contraria al día siguiente; venden un mensaje distinto de un lugar a otro según convenga, dominan las redes sociales donde “cuelgan” directa o indirectamente cualquier tipo de información veraz o menos veraz sin ningún pudor; al ser relativamente nuevos, utilizan métodos y formas de llegar a la sociedad más frescas y actuales que los partidos tradicionales y la oratoria prima frente a la gestión, es decir el discurso es lo importante, resolver los problemas de los ciudadanos, eso es otra cosa.

Los populismos europeos, inexistentes en líneas generales durante las últimas décadas, han llegado en los últimos años abriéndose un hueco significativo y lo han hecho por los dos lados, por la izquierda y por la derecha y en España también, basados en la idea de que el bipartidismo no es bueno y que hay que romperlo.

En España tenemos un claro ejemplo ya, PODEMOS, pero ¿y a la vista de la definición de populismo, tenemos otro claro ejemplo? Ustedes dirán.

Veamos hoy el caso de CIUDADADANOS.

Ciudadanos se opone unos días al cupo vasco y otros, reclama el cupo valenciano.

Ciudadanos en el País vasco dice que son favorables al cupo Vasco y ante el resto de España dicen que es injusto e insolidario.

Rivera dice para los catalanes, que la Constitución debe de respetarse en su integridad y para los vascos, que es legítimo o no respetar o apoyar la parte de la Constitución que reconoce el Concierto o cupo Vasco

En cuanto al adoctrinamiento o inmersión lingüística y en el control por parte de la Inspección Educativa de cada Comunidad, sólo hablan de Cataluña, pero no dicen nada de lo que está pasando en la Comunidad Valenciana, Baleares e incluso Andalucía, será porque allí lo apoyan?

Ciudadanos habla de lucha contra la corrupción, lo cual es acertadísimo y encomiable, pero porqué sólo la del PP? Cómo es que están apoyando un gobierno socialista en Andalucía salpicado hasta las trancas de la corrupción de los caso de los Eres y de Formación? Distintas varas de medir dependiendo donde se esté.

En cuanto al art. 155 desde el primer momento se negaron a su aplicación, rotundamente, incluso lo criticaron diciendo que era matar moscas a cañonazos, pero cuando les interesó y les convino, se convirtieron casi en los inventores del artículo.

En cuanto a la equiparación de los sueldos de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado con los de las policías autonómicas del País Vasco y Cataluña, en ningún momento han hecho nada, pero en el momento que ha dicho el Gobierno de Rajoy que se incluirá en los próximos presupuestos de 2018 la equiparación de los sueldos, Ciudadanos ha salido de su tibieza y ha empezado a pedirlo.

Del cambio legislativo llevado a cabo en el Código Penal respecto a que los animales domésticos dejen de ser considerados como objetos y sean declarados seres con sensibilidad, propuesto por el PP en el Congreso y apoyado por todos, ahora llegan a decir que fue una propuesta de Ciudadanos.

Es más, ahora van más lejos, piden equiparar a los animales con las personas. Si, han oído bien. “Presentan un proyecto de ley para que los perros sean personas”

Con respecto a la  derogación de la prisión permanente revisable, con su abstención o mirar para otro lado, permitieron que se aprobara su derogación.

Y en cuanto a la propuesta del PSOE de suprimir la obligación de obtener la autorización paterna para que las menores de edad puedan abortar, pues votaron a favor

En cuanto al Cambio climático, dicen que parte de la culpa del cambio climático es de las familias numerosas.

En fin, se dicen liberales, pero han votado con el PSOE en el 72,72% de las ocasiones y nunca en contra.

Creo que NO, que no vale todo para llegar al poder. Mi percepción es que la equidistancia y ocultación de las actuaciones, propuestas o maneras de Ciudadanos, el personalismo de su líder, el transfugismo de procedencia de algunos de sus dirigentes, el rechazo de sus cuentas por el Tribunal de Cuentas y la falta de principios propio de su vacío ideológico, hayan hecho que muchos militantes se han dado de baja (ha pasado en Segovia) y que crezca el desconcierto entre sus simpatizantes, y esto se irá viendo cada día más.

Acabando este artículo, leo unas declaraciones de una importante dirigente de Ciudadanos que hizo hace un año: El problema de Ciudadanos es que hemos cambiado las ideas y los valores por una sucesión de eslóganes, frases huecas y marketing político.

Condicionamos nuestras ideas a lo políticamente correcto. El discurso del partido esta pensado por empresas de comunicación para no perder votos (….) para ganar votos no todo vale.

En conclusión, están acostumbrados a opinar pero no a gobernar, porque hasta ahora no lo han querido, a pesar de que podían haberlo hecho. Desean el poder, pero lo rehúyen porque les da vértigo. El discurso del partido existe en la medida que las encuestas así lo digan ya que sus principios varían y cambiarán según sople el viento. Y en política, como en todos los demás ordenes de la vida, una cosa es predicar y otra vender trigo, una cosa es opinar y otra gobernar, en definitiva una cosa es POPULISMO Y OTRA GOBERNANZA.

Jesús Postigo Quintana

Diputado del PP por Segovia