Pages Menu
Categories Menu

Editado Jul 5, 2021

“Vamos a seguir trabajando porque este Gobierno entre en razón y rebaje el IVA al 10% en las peluquerías”, aseguran los parlamentarios del PP

“Vamos a seguir trabajando porque este Gobierno entre en razón y rebaje el IVA al 10% en las peluquerías”, aseguran los parlamentarios del PP

Los parlamentarios del PP de Segovia; la Presidenta y Senadora, Paloma Sanz, el Portavoz del Grupo Popular en el Senado, Javier Maroto, el Diputado, Jesús Postigo y los también senadores; Pablo Pérez y Juan José Sanz Vitorio, aseguran que “vamos a seguir trabajando porque este Gobierno entre en razón y rebaje el IVA al 10% en las peluquerías, barberías y centros de estética”. “Si en su día este Gobierno Socialista los catalogó como esenciales a la hora de abrir sus puertas durante el Estado de Alarma, no entendemos por qué, si son fundamentales, tienen un IVA tan elevado”, afirman los populares.

Es por este motivo, y después de que la Presidenta del Senado anulase una votación a una enmienda transaccional del PP y en la que se reveló que los partidos que sustentan el Gobierno, es decir, PSOE y Podemos, no apoyan esta medida de rebaja del impuesto al sector, ya que los primeros se opusieron y los segundos se abstuvieron, el PP ha decido presentar esta bajada del tipo impositivo a través de una Proposición de Ley que entre en vigor en enero de 2022.

Desde el PP, sus parlamentarios nacionales, afirman no entender “por qué el PSOE se opone a una medida justa para un sector que lo está pasando muy mal”. “Como es habitual, las políticas económicas socialistas nos están abocando al desastre, a la ruina y a la destrucción de empleo, para que luego vengan otros a solucionar el desaguisado que provocan cuando gobiernan”, explican.

PROPOSICIÓN DE LEY

El texto presentado por los populares explica que en el marco de una reforma fiscal justa y progresiva, es prudente que uno de los sectores más castigados por la pandemia como ha sido el colectivo de profesionales que prestan servicios de peluquería, barbería y estética, constituido fundamentalmente por empleo femenino y cuyos servicios han sido ampliamente demandados por la ciudadanía hasta el punto de ser declarados esenciales durante el confinamiento, cuenten con una fiscalidad que contribuya a dos objetivos. Por un lado, a hacer económicamente viable su negocio, y por otro, a que sirva para eliminar bolsas de fraude.

Según datos aportados por el propio sector, en los últimos años se ha producido un incremento de la economía sumergida e intrusismo que estiman que pueda alcanzar hasta un 20% de la facturación. Han sido 10.464 salones de peluquería y estética los que han cerrado para siempre, dejando a más de 52.000 personas sin trabajo. Se trata de la desaparición del 21,8% del sector de la imagen personal y del 48,1% de los empleados que de él dependían.

Además, del análisis de los datos objetivos del sector se puede extraer la conclusión de que rebajar el tipo impositivo del IVA al 10% va a producir unos mayores ingresos al Estado por IVA, Seguridad Social y menores gastos en desempleo al evitar cierres de empresas.

El número de empresas con actividad eran 48.200 en el escenario Precovid. En la actualidad, motivada por la falta de ayudas, el número de empresas sobrevivientes estaría en torno a los 27.763, y con una bajada del tipo de IVA podrían salvarse unas 10.200. En cuanto al número de trabajadores, en la etapa anterior a la pandemia, el sector contaba con 110.860 trabajadores, en el escenario posterior a la misma este se reducirá a unos 63.855, y la incidencia de una bajada del tipo del IVA podría frenar el desplome y dejarlo en 87.352.