Pages Menu
Categories Menu

Editado Sep 20, 2016

Un bloqueo irresponsable

Un bloqueo irresponsable

Aunque parezca mentira, aunque creamos que todo sigue igual y todo continua sin alteraciones, España lleva ya 267 días con un Gobierno en funciones, y realmente la inercia de las reformas, por muy positivos que sean sus efectos, no puede durar siempre.

Y de hecho, el bloqueo político puede empezar pronto a pasar factura. La prórroga de los presupuestos incidirá negativamente en la vida de 14 millones de españoles, que dependen directamente de las políticas de empleo público, inversiones, subvenciones y financiación.

Nuestro Presidente Mariano Rajoy nos explica que “La situación está razonablemente bien, y que estamos en condiciones de crear 500.000 puestos de trabajos al término del año. Pero le preocupa que la incertidumbre creada por el señor Sánchez empiece a afectar a la economía de los españoles”.

El Partido Popular, con Mariano Rajoy a la cabeza, está en condiciones de formar Gobierno mañana mismo. Nuevas y positivas reformas esperan tan solo a ser aprobadas por un Gobierno en plenitud de funciones. Los españoles han votado por dos veces un Gobierno del PP liderado por el presidente Rajoy, un Gobierno que es la opción más justa y más respetuosa con la voluntad de los ciudadanos. Seguir alargando esta interinidad solo sirve para alimentar el populismo y el secesionismo. Y la factura de 267 días sin Gobierno puede ser muy costosa

El partido Socialista del Señor Sánchez ha bloqueado España con tres “noes”: NO a un Gobierno de coalición, como tantos que existen en las principales democracias de Europa. NO a un acuerdo de Gobierno que permita la estabilidad política para mantener la creación de empleo. NO a una abstención responsable para que se ponga en marcha de una vez la legislatura y evitar así nuevas elecciones.

No existe alternativa a un Gobierno del PP. El PSOE del Señor Sánchez ni ofrece ni puede ofrecer ninguna opción de Gobierno viable o realista. Se ha situado en un bloqueo sin salida, porque cualquier alternativa que pretenda sostenerse en un partido con sólo 85 diputados es inviable, y ya lo dicen hasta los propios barones socialistas.

Los españoles ya estamos padeciendo el coste de no tener un Gobierno en plenitud de funciones. El único español que parece beneficiarse de esta anomalía democrática es el ciudadano Pedro Sánchez. No contento con su bloqueo injustificable, ahora busca abrir un camino sin recorrido: volver a cortejar a los independentistas y populistas para tratar de configurar una nueva propuesta imposible de Gobierno que tendría un coste inasumible para todos los españoles.

Por otro lado, España se arriesga a una multa Europea de 5.000 millones. Si España no presenta antes del 15 de octubre medidas correctoras del déficit público, la Comisión Europea podría sancionar a nuestro país con una multa de 5.000 millones de euros. Una factura que no solo sería económica, sino que supondría un duro golpe para nuestra credibilidad.

Estamos ante un bloque irresponsable que pagamos ya los españoles y que solo beneficia al Señor Sánchez.