Pages Menu
Categories Menu

Editado Ene 16, 2017

Preocupación ante la admisión de la querella contra la Alcaldesa de Segovia

Preocupación ante la admisión de la querella contra la Alcaldesa de Segovia

Hablar de un presunto delito de prevaricación administrativa es hablar de palabras mayores y en caso de que haya condenas no sólo habrá que pedir explicaciones y exigir responsabilidades sino también dimisiones. Desde el Grupo Municipal Popular siempre hemos criticado la capacidad de gestión del equipo de gobierno socialista y este hecho viene a refrendar nuestras palabras.

Desde el Grupo Municipal Popular (GMP) queremos manifestar nuestra preocupación ante la noticia de la admisión a trámite de la querella por supuesta prevaricación administrativa interpuesta por la concesionaria del aparcamiento de José Zorrilla contra la actual alcaldesa Clara Luquero, el primer teniente de alcalde, Alfonso Reguera y varios ediles socialistas de etapas anteriores entre los que se encuentra el exalcalde Arahuetes.


Este hecho pone
en tela de juicio la capacidad de gestión socialista en el Ayuntamiento de nuestra capital a lo largo de estos años, algo que siempre hemos criticado desde el Grupo Municipal Popular, puesto que consideramos que se puede mejorar notablemente. Por todos es sabido que por esta mala gestión se están perdiendo muchos millones que podrían haberse invertido en nuestra ciudad, además de que no se están dando soluciones reales y efectivas a los problemas de la misma. Los contratos importantes se prorrogan (el de los autobuses va a retrasarse más de un año y medio), los asuntos importantes no se resuelven (llevan trabajando en el PEAHIS más de 7 años) y el gobierno socialista sigue más preocupado de los juzgados, desde donde no dejan de llegar sentencias desfavorables, que de gestionar la ciudad.

No obstante, de la crítica a la gestión del gobierno socialista, a hablar de un presunto delito de prevaricación administrativa hay un trecho importante por lo que, de momento, preferimos ser prudentes y no enjuiciar indebida y anticipadamente a nadie.

Sí consideramos que es una situación grave y muy preocupante, pues el mero hecho de que se haya admitido a trámite la denuncia por prevaricación de los dos regidores socialistas que ha tenido Segovia a lo largo de estos últimos años, supone que puede haber indicios de que algo no se ha hecho bien.

Y en caso de que, al final, haya condenas esperamos respuestas por parte del gobierno socialista en forma de explicaciones a los segovianos y de dimisiones que, en caso de no producirse, serán solicitadas por nuestra parte.

Los vecinos de Segovia no pueden permitir que sus regidores estén más tiempo en los juzgados que gestionando la ciudad.

Desde luego si el 2016 fue un año malo a nivel de varapalos judiciales para el equipo de gobierno socialista este 2017 no ha empezado mucho mejor.