Pages Menu
Categories Menu

Editado Nov 24, 2021

PP pide establecer una senda para reducir la deuda pública de cara a volver a aplicar el Pacto de Estabilidad

PP pide establecer una senda para reducir la deuda pública de cara a volver a aplicar el Pacto de Estabilidad

El GPP en el Senado ha defendido, en la Comisión de Economía y Transformación Digital, una moción por la que pide establecer una senda para reducir la deuda pública de cara a volver a aplicar el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. En defensa de la moción ha tomado la palabra el senador por Segovia, Pablo Pérez Coronado, quién ha recordado que, para el cierre de este año, nuestro país va a terminar con una deuda pública por encima del 120 por ciento del PIB y “entra en una senda de total insostenibilidad si no se adopta medidas para la reducción del déficit y de la deuda”.

En 2020, la Comisión Europea tomó la decisión suspender las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento debido a la crisis económica como consecuencia de la pandemia y dando lugar al incremento desorbitado de la deuda. “Los países de nuestro entorno han afrontado esta misma crisis con una mayor contención del gasto público y lo han hecho dando un mayor apoyo a sus
economías y familias a través de ayudas”, ha asegurado Pérez Coronado, tras lo que ha explicado que España es el tercer país europeo en el que más se ha incrementado la deuda sobre el PIB durante la crisis del COVID, sólo por detrás de Chipre y Grecia.

“El gobierno ha marcado una agenda fiscal opuesta a la del resto de países europeos y, en vez de bajar impuestos, a través de una política fiscal expansiva que apoye a familias y empresas, trabaja en la línea completamente opuesta, exprimiendo el bolsillo de las familias y empresas españolas en su peor momento económico”, ha asegurado el senador por Segovia.

BCE
Pérez Coronado ha explicado que si en este momento el nivel de deuda pública en España es asumible, “es gracias a que contamos con la respiración asistida del Banco Central Europeo, con una política monetaria ultra laxa que impide que el tipo de interés de la deuda afecte a la estabilidad de las cuentas de nuestro país” y ha asegurado que “el único camino para para evitar una nueva
crisis de deuda pública, es generar confianza en los tenedores de nuestra deuda, que en más de un 40% está en manos extranjeras”.

El portavoz del GPP ha puesto en duda que el Pacto de Estabilidad suspendido por Bruselas en el 2022, se aplace también en el 2023. Por ello, entiende que España está cada vez más cerca de reducir la deuda en 3 puntos porcentuales, hasta alcanzar el 60 por ciento sobre PIB, según establece el Pacto de Estabilidad, “más de 40.000 millones de euros al año lo que será imposible si
no se establece un plan, que tendrá que hacerse por obligación”.

Finalmente, el senador por Segovia ha solicitado el apoyo de los Grupos a la moción “por responsabilidad, para evitar una crisis de deuda pública peor que la del año 2008; por solidaridad intergeneracional y para generar credibilidad y confianza a nuestros acreedores y, por último, por necesidad, ya que si todos los factores anteriores no les convencen, la vuelta al Pacto de Estabilidad Presupuestaria será quien fuerce volver a la senda del control de la deuda pública”.

PLAN DE REEQUILIBRIO
En el turno de portavoces, la senadora Esther del Brío ha considerado que se está incumpliendo el art. 11.3 de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, que establece que cuando se abandona la senda de estabilidad y los objetivos fiscales y se entre en déficit estructural por razones de crisis económica o catástrofe natural, es preciso realizar una
planificación cada seis meses máximos, sobre cómo se va a volver a la consolidación fiscal.

“En estos casos –ha afirmado Del Brío- deberá aprobarse un plan de reequilibrio que permita la corrección del déficit estructural teniendo en cuenta la circunstancia excepcional que originó el incumplimiento”. La senadora por Salamanca ha asegurado que la deuda de los españoles se eleva cerca de 10 millones cada hora desde que gobierna el PSOE, “por lo que la pandemia no es una disculpa” y ha añadido “espero que nos digan que pasarán por reducir gasto superfluo y no por seguir subiendo los impuestos a los españoles y españolas. Si la idea que tiene es gastar deuda a mansalva y que luego la paguen los españoles con subidas impositivas, cobro de peajes, por ejemplo, en vez de tratando de aumentar la recaudación, creando empleo y fomentando la inversión, es que no tienen ni un poco de consideración hacia los más necesitados”.