Pages Menu
Categories Menu

Editado Ene 26, 2017

Paloma Sanz aboga por adoptar medidas normativas para la reducción del despilfarro alimenticio

Paloma Sanz aboga por adoptar medidas normativas para la reducción del despilfarro alimenticio

La Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Senado ha aprobado una moción presentada por el Grupo Parlamentario Popular y transaccionada con todos los grupos parlamentarios, por la que reclama que se valore la posibilidad de entregar los alimentos que no pueden ser vendidos por diferentes causas y que no afecten a la seguridad alimentaria, a organizaciones sociales e impulsar medidas que faciliten la donación y la redistribución de los alimentos a estas organizaciones.

Según explica la Senadora del PP por Segovia, Paloma Sanz, la moción aprobada pretende estudiar medidas normativas para la reducción del despilfarro alimenticio, salvo para alimentos caducados, impulsar acciones  de reutilización y reciclaje de los productos alimentarios que no sean aptos para el consumo humano, beneficiando la economía y el medio ambiente, propiciar la colaboración de la Administración General del Estado con las Administraciones Territoriales y los distintos agentes implicados y continuar trabajando en la estrategia “Mas Alimento, menos Desperdicio”.

Paloma Sanz ha asegurado que “todos somos conscientes de la preocupación que hay en nuestra sociedad por la falta de alimentos en muchas familias y esto nos obliga a tomar decisiones para paliar esta situación”. En este sentido, ha puesto de manifiesto que desde el Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales existe también una profunda preocupación para evitar el desperdicio de aquellos alimentos que son aptos para el consumo humano.

En los últimos años de aplicación de la Estrategia “Más alimento, menos desperdicio”, se ha establecido una comunicación y debate entre Estado, Comunidades Autónomas, entes locales, la industria, la distribución agroalimentaria, el sector de la restauración y la organizaciones no gubernamentales, y se han sentado las bases para que se adopten las medidas necesarias para garantizar un aprovechamiento eficiente de los alimentos, evitando, en la medida de lo posible, la destrucción sistemática de los mismos e implicando a todos los eslabones de la cadena alimentaria.

Para Paloma Sanz sería conveniente que todos los actores en este ámbito tuvieran claras las normas y los procedimientos operativos existentes a nivel nacional y apoyar las mejores prácticas, con objeto de que las directrices desempeñen un papel importante para garantizar la seguridad alimentaria y la clarificación de las funciones y responsabilidades de los diversos agentes.

A finales del 2017 se prevé contar con un documento de directrices de la UE para facilitar la donación de alimentos, y será un complemento esencial en la elaboración de las directrices a nivel nacional.