Pages Menu
Categories Menu

Editado Nov 28, 2019

Pablo Pérez: «No son los presupuestos que van a cambiar el rumbo de la ciudad porque la dejan estancada»

Pablo Pérez: «No son los presupuestos que van a cambiar el rumbo de la ciudad porque la dejan estancada»

Las inversiones reales son las más bajas desde el año 2003 y la presión fiscal sigue siendo de las más elevadas de España.

“Unos presupuestos no deben surgir de un tráfico de votos, sino del análisis de la realidad de la ciudad”. Así de contundente ha comenzado a explicar el borrador de presupuestos para el 2020, el portavoz del PP en el Ayuntamiento, Pablo Pérez, unos presupuestos pactados por “el frente de izquierdas”, según sus propias palabras y que no sólo son continuistas, sino que no van a mejorar la situación de la ciudad.

“Estos presupuestos podían haber marcado un cambio de rumbo puesto que en el presente ejercicio el pago de sentencias no es tan abultado. Podían haber llegado a las necesidades más básicas de la ciudad, como la accesibilidad, la mejora de los polígonos industriales o de la depuración, la eliminación del fibrocemento de las tuberías o a asumir con recursos propios un programa de rehabilitación urbana en barrios históricos, entre otras muchas cosas; pero no va a ser así”.

Y no va a ser así, entre otras cosas, según el portavoz popular, porque la cifra que van a destinar a inversiones reales, 4’9M€, es la más baja de los más de 16 años de gobierno socialista.

Según Pablo Pérez es un presupuesto que no se ajusta a la realidad económico financiera de la ciudad y algo muy importante, no cumple con el objetivo de estabilidad presupuestaria.

“Los gastos no financieros superan a los ingresos no financieros, a falta de ajustes, por 958.000 euros, lo que se denomina un déficit estructural, por lo que se intuye una necesidad inicial de financiación por este importe”.

En este sentido, el viceportavoz popular, Marco Sandulli, ha insistido en que esa financiación ajena va a suponer una mayor carga para el ciudadano porque ese dinero hay que devolverlo y, además, pagar los correspondientes intereses.

Según el líder de la bancada popular, el gobierno municipal continúa asfixiando al contribuyente y en cambio, los servicios que se prestan están lejos de ofrecerse con la calidad que debieran. Pérez ha recordado que Segovia es la tercera capital de provincia que más recauda en tasas por habitante, la segunda de Castilla y León con mayor recaudación de IBI por habitante y en la que se paga el agua más cara de toda España.

“El Ayuntamiento hace claramente negocio con la tasa de agua”, ha señalado el portavoz popular. “Lo que se recauda no puede ser superior al coste efectivo del servicio y si hacemos el cálculo, lo que se recauda por la tasa del agua es superior al coste del servicio, y aquí sumo,  potabilización más alcantarillado”.

Según el portavoz popular, el dato curioso de estos presupuestos lo traen los ingresos patrimoniales ya que, sin detallarlo, parece que están mostrando lo que pueden ser los ingresos del edificio del CAT para el próximo año.

“Los ingresos por arrendamiento van a pasar de 134.000€ a 252.000€; un incremento de 118.000€, que bien podría corresponderse con los ingresos por el alquiler del edificio del CIDE, cantidad muy alejada de lo que se supone será el coste del mismo, ya que se sitúa en torno a los 300.000€. Si esto es así, los ingresos no cubren los gastos del CAT”.

Para Pablo Pérez, con estos presupuestos el gobierno municipal demuestra una falta de creatividad a la hora de buscar nuevas fuentes de ingresos, lo que puede verse, según el líder popular, a través del bajo presupuesto en transferencias de capital, el más bajo de los últimos años, 93.370€.

“Este equipo de gobierno no ha trabajado para conseguir otra fuente de ingresos para invertir en la ciudad. Prácticamente han valorado como única fuente de ingresos los impuestos directos que se cobran a los ciudadanos y esto va en contra de las clases medias segovianas que son los grandes perdedores de estos presupuestos”.

Según Marco Sandulli, en cuanto a los ingresos, el gobierno municipal con estos presupuestos ha demostrado falta de perspectiva ya que plantean, a su juicio, un panorama económicamente muy favorable, con un aumento de recaudación con los impuestos directos cuando no ha habido grandes reformas en las ordenanzas fiscales y los segovianos vamos a seguir siendo los mismos, si no menos. Tampoco ha habido ninguna reforma en relación al IRPF y la perspectiva económica, según los expertos, es de desaceleración, en opinión del viceportavoz popular, por lo que no hay nada que indique que se va a recaudar más. A lo que hay que unir que de los 26 millones presupuestados en el 2019 en este sentido, de momento, se habían recaudado 15,9 millones.

“O el Ayuntamiento pega un acelerón de última hora o no sabemos cómo van a alcanzar lo previsto”.

En relación a los gastos, según Marco Sandulli, existe una falta de previsión y son fruto, en opinión de su grupo,  de la improvisación y no del estudio detallado de las necesidades de la ciudad. Ha hecho hincapié en el incremento de los gastos de personal cuando, a la vista y el análisis de lo sucedido en años anteriores, no se suele ejecutar lo previsto, lo que demuestra que el gobierno municipal no es consciente de la propia estructura orgánica del Ayuntamiento y de personal a la hora de valorar el gasto.

“Son constantes las transferencias de crédito que se hacen desde la partida de personal a otras partidas, lo que demuestra que no se calcula bien”.

El viceportavoz popular también ha hecho referencia al incremento del gasto en bienes y servicios a pesar de la crisis que ya se está anticipando y ha destacado en los pasivos financieros la devolución de 3’8 millones de euros, ya que supone que más del 5% del presupuesto está destinado a devolver la deuda en la que ha incurrido el Ayuntamiento.

A los populares les preocupa que sólo para viviendas de protección oficial se hayan destinado 50.000 euros, y para reparación de los colegios 150.000 euros, una partida, a su juicio, que debería ser mayor. También les parece insuficiente lo presupuestado para renovar la red de abastecimiento así como para mejorar la iluminación de la ciudad, tan sólo hay previstas dos obras. Hubieran sido más ambiciosos y habrían buscado un proyecto de renovación global para ser más competitivos, igual que con el plan de pavimentación, ya que, en su opinión, 500.000 euros, con las necesidades que hay, son insuficientes.

La preocupación por el empleo, según Marco Sandulli, “brilla por su ausencia”, ya que dedican en estos presupuestos la “irrisoria cifra” de 288.000 euros.

El portavoz popular, Pablo Pérez, ha finalizado su intervención comparando los presupuestos con el volante de un coche y, en su opinión, están en la dirección equivocada ya que no priman ni la economía, ni el empleo y tampoco contribuyen a fijar población.

“Se rebaja la capacidad inversora a los mínimos de estos más de 17 años, se incrementan los gastos no productivos a máximos de los últimos años, como gastos de personal y bienes y servicios; no cumplen con los objetivos de estabilidad presupuestaria y todo ello a costa de exprimir al contribuyente segoviano sin buscar otra fuente de financiación. Unos presupuestos así no pueden contar con nuestro apoyo”.