Pages Menu
Categories Menu

Editado Nov 5, 2020

Pablo Pérez: “La situación sanitaria requiere un apoyo real del Ayuntamiento a los sectores afectados”

Pablo Pérez: “La situación sanitaria requiere un apoyo real del Ayuntamiento a los sectores afectados”

Las medidas sanitarias necesarias para contener el virus, deben ir acompañadas por medidas que minimicen las pérdidas en los sectores económicos más perjudicados, por lo que es necesario que el Ayuntamiento actúe de manera ágil y eficiente.

El gobierno municipal debe plantearse seriamente en dónde gastar el dinero público.

Los populares siguen apostando por posponer proyectos y dejar aparcadas actividades que no sean prioritarias este año para dar preferencia a medidas y ayudas que generen liquidez directa en las empresas, autónomos, pymes y familias.

Tras la experiencia vivida, en plena segunda ola de la pandemia y con las restricciones marcadas por las diferentes administraciones, el PP en el Ayuntamiento considera que las ayudas municipales no pueden llegar “mal y tarde”, como sucedió en la primera ola de la pandemia.  De ahí que pidan al gobierno municipal que, esta vez, actúe de manera ágil, contundente y efectiva y que ponga en marcha medidas y ayudas que realmente lleguen a quien más lo necesita y que éstas sean ambiciosas, es decir, que no se queden cortas con exiguas cantidades que no solucionan prácticamente nada, como los 110.000 euros que, después de más de 4 meses, van a comenzar a llegar a algunos establecimientos de hostelería.

“La situación sanitaria requiere un apoyo real del Ayuntamiento a los sectores afectados”, señala el portavoz popular Pablo Pérez.

Los populares afirman que “ahora no sirve hablar de improvisación”, porque la situación ya se conoce y con el fracaso de algunas de las medidas puestas en marcha, como la campaña de los bonos comercio, en su opinión, es necesario que el gobierno municipal se replantee su forma de actuar y busque otras alternativas para ayudar a quien más lo necesite, independientemente del sector en el que trabaje.

Pablo Pérez invita a la alcaldesa a escuchar lo que solicitan desde las asociaciones empresariales, los diferentes sectores económicos y los propios vecinos de la ciudad.

“Son muchas las voces que están pidiendo inyecciones de liquidez directa en los negocios, algo que lleva proponiendo nuestro grupo desde el comienzo de la crisis”.

El principal grupo de la oposición sigue apostando por medidas que permitan la llegada de esa liquidez directa a los negocios ya que consideran que, en estos momentos, es la mejor manera de ayudar al sector empresarial. Recuerdan que, entre otras cosas, en el mes de mayo, ya propusieron una modificación presupuestaria de 2’5 millones de euros para paliar los efectos de la crisis, propuesta que fue rechazada por el gobierno municipal.

“Esos 2’5 millones no los hemos visto en forma de inversiones en nuestra ciudad pero, en cambio, a nuestros hosteleros, comerciantes y autónomos y con ellos, a sus familias, les hubiera venido muy bien poder contar con esas ayudas”, afirma Pérez.

El portavoz popular insiste en que si hay proyectos que no van a poder ejecutarse este año se pospongan y el dinero previsto se destine a esas medidas urgentes y excepcionales que se necesitan en estos momentos.

“En su momento pusimos como ejemplo los ascensores en el barrio de San José; creíamos – y lo seguimos pensando, puesto que las obras no han comenzado – que el proyecto se podía dejar para el año 2021 y los cerca de 400.000 euros de las obras, destinarlos a ayudas. Y de igual manera se podría hacer con otros proyectos y actividades. Las prioridades en estos momentos deben ser otras

El portavoz popular añade que el efecto arrastre, del que tanto hablaba el gobierno municipal, no se está viendo mucho, pero sí más negocios cerrados o en “la cuerda floja”.

Pérez cree que el gobierno municipal no debe esperar para poner en marcha medidas que ayuden al mantenimiento de los negocios y empresas, de manera que las inyecciones anunciadas por la Junta de Castilla y León y el Gobierno de la Nación, una vez que lleguen, refuercen el apoyo a los sectores que van a tener que cerrar durante las próximas semanas, como pueden ser la hostelería, los gimnasios y los establecimientos de los centros comerciales.

“Si las autoridades sanitarias han visto necesario que se adopten determinadas medidas para frenar la expansión del virus, hay que hacerlo; pero desde los ayuntamientos habrá que articular, de manera paralela, medidas que ayuden a las familias, a los empresarios, comerciantes y autónomos para que la situación no se vea agravada todavía más. Y hay que ser ágiles para ello. En otros municipios de Castilla y León ya lo han hecho. Segovia no puede quedarse atrás”.

En relación al presupuesto municipal del próximo año, los populares creen que “es el momento de destinar toda la fuerza presupuestaria del Ayuntamiento para ayudar a nuestros vecinos”, por lo que, a su juicio, tiene que haber un cambio de prioridades a nivel presupuestario y centrarse en la manera de ayudar a las familias y al tejido empresarial.

“Vamos a contar con el presupuesto más inversor de la historia y ante una situación tan excepcional como la que estamos viviendo, habrá que gestionar y distribuir bien los recursos con los que va a contar el Ayuntamiento y hacerlo en base a las necesidades reales de nuestros vecinos y el sector empresarial”.

Pablo Pérez recuerda que el Grupo Municipal del Partido Popular ofreció su ayuda desde el primer momento, una colaboración que fue rechazada por la alcaldesa, Clara Luquero, hasta dos veces en el pleno. Aún así, vuelven a hacerlo, porque siguen creyendo que es necesario trabajar de manera conjunta.

“Todos podemos aportar y ver lo que es mejor para la ciudad. Los ciudadanos no necesitan nuestras diferencias, lo que quieren es poder llegar a fin de mes. Con las listas del paro creciendo, al igual que las colas para conseguir alimentos y con muchos negocios planteándose echar el cierre definitivo, el gobierno municipal debe ver lo que realmente importa y es prioritario, y plantearse seriamente dónde gastar el dinero. Hay que ser siempre extremadamente cuidadoso, selectivo y muy eficiente con el gasto público y en estos momentos, todavía más”.