Pages Menu
Categories Menu

Editado Mar 3, 2020

Pablo Pérez: “La incompetencia urbanística del gobierno de Clara Luquero ha dejado sin trabajo a 11 personas”

Pablo Pérez: “La incompetencia urbanística del gobierno de Clara Luquero ha dejado sin trabajo a 11 personas”

El cierre del Palacio de la Floresta, según los populares, responde a la falta de agilidad en la tramitación de las licencias y a la poca eficacia de la concejalía de urbanismo.

Piden fórmulas para agilizar la tramitación de los expedientes y que les informen en la próxima comisión de urbanismo si existen más casos en la misma situación.

La falta de agilidad urbanística, la imprudencia del gobierno municipal y su falta de diligencia son, en opinión del portavoz del PP en el Ayuntamiento, Pablo Pérez, la causa de que 11 personas hayan perdido su trabajo en el día de hoy y pasado a engrosar las listas del paro, en clara referencia a los trabajadores del Palacio de la Floresta. El portavoz popular se ha mostrado muy contundente al hablar de esta situación, que se hubiera evitado, según sus palabras, si la concejalía de urbanismo funcionara de forma eficiente, los expedientes no tardaran tanto en resolverse y las licencias se concedieran de manera ágil.

En relación a este caso en concreto, Pérez ha recordado que si no tenían licencia de obras, tampoco de uso, pero el Ayuntamiento permitió la apertura del Palacio de la Floresta hace varios meses y ha sido ahora, tras el impacto mediático y unas desafortunadas declaraciones de la concejal responsable del área de urbanismo, cuando han decidido cerrar el negocio, con lo que ello supone. Para el portavoz popular el gobierno municipal con esta actitud ha demostrado falta de responsabilidad, descaro y prepotencia al no informar en la correspondiente comisión del caso y desdén hacia los ciudadanos por convertir en un problema sus declaraciones que se han traducido en el cierre de un negocio. A ello ha sumado la inseguridad jurídica que esto genera entre los emprendedores y la falta de vigilancia y de control de las obras.

“Me llama la atención que la Sra. Luquero pasase todos los días por delante de este edificio durante 22 meses y que en ningún momento se diera cuenta de que no tenía el correspondiente cartel exponiendo la licencia de obras”, ha señalado Pablo Pérez quien ha vuelto a hacer hincapié en el daño que puede hacer entre empresarios, autónomos y familias el que se tarde 22 meses, como ha sido este caso, en conceder una licencia urbanística.

El portavoz popular ha insistido en que se debe cumplir con la normativa pero, para ello, el Ayuntamiento debe ser ágil y diligente en la concesión de las licencias y en la resolución de los expedientes. Y esto es precisamente lo que piden los populares, según Pérez, fórmulas que permitan que los procesos sean más fluidos y rápidos para evitar perjuicios económicos, que se llegue a estas situaciones y al despido de 11 personas.

“Si realmente llevasen tiempo trabajando en agilizar los procesos, como dijo la propia concejal del área, no habríamos llegado a esta situación”.

En este sentido, los populares pedirán en la próxima comisión de urbanismo que les informen de si hay más edificios en la misma situación que el Palacio de la Floresta y qué actuaciones tienen pensado llevar a cabo.

El líder del principal grupo de la oposición también ha criticado el poco interés que está poniendo el gobierno municipal en dar solución a los problemas que evidenció la auditoría de urbanismo como la falta de medios, los retrasos en la tramitación de los expedientes, la agilidad en las licencias o la obsolescencia de los equipos.

“El gobierno municipal es experto en responsabilizar a equipos pasados pero hay que recordar que llevan al frente de la ciudad desde el año 2003 y lo que acontece ahora en Segovia es su responsabilidad. Han hecho de pirómanos creando una situación por su incompetencia urbanística pero todavía no han actuado como bomberos para dar solución a los problemas que ellos mismos han generado”.

Por último, Pablo Pérez ha tendido su mano y la de su grupo para trabajar de manera conjunta si fuera necesario y evitar que se produzcan situaciones como las del Palacio de la Floresta.