Pages Menu
Categories Menu

Editado Jul 27, 2021

Pablo Pérez considera que la reestructuración de gobierno del PSOE evidencia la falta de equipo y el desequilibrio de competencias entre concejales

Pablo Pérez considera que la reestructuración de gobierno del PSOE evidencia la falta de equipo y el desequilibrio de competencias entre concejales

Los populares creen que, en vez de traer estabilidad tras la marcha de Gina Aguiar, la nueva remodelación del equipo de gobierno no sólo puede generar más discrepancias sino también falta de efectividad en la gestión.

Aunque prefieren ser prudentes ante la nueva reestructuración del gobierno municipal que dirige Clara Luquero, el PP en el Ayuntamiento considera que es un reflejo de la falta de equipo y de las diferencias en el seno de un gobierno en donde a “algún concejal le va a cargar con mucho trabajo y a otro le va a restar competencias”.

En concreto, los populares piensan que en un momento tan complicado como el que estamos viviendo y en donde el turismo, el principal motor económico de la ciudad, requiere de un esfuerzo y de una mayor dedicación, responsabilizar de ello al concejal que se encarga de obras, en el año en el que se van a ejecutar más obras en Segovia, podría ser un error.

“Quien mucho abarca, poco aprieta, dice el refrán y quien pretende realizar muchas cosas al mismo tiempo, puede no ser capaz de hacer bien ninguna y verse desbordado como ya le está ocurriendo con las obras por toda la ciudad y al final, serían nuestros vecinos y Segovia los que acabarían pagando este error”,

El portavoz de los populares, Pablo Pérez  se pregunta por qué la alcaldesa no ha confiado en otros concejales de su equipo para gestionar esta concejalía que es punta de lanza y requiere de muchas horas y la ha puesto en manos de un concejal que ya tiene de por sí mucho trabajo con el elevado número de obras y proyectos abiertos en la ciudad.

“Las mezclas no siempre funcionan bien”, apunta Pérez.

El líder de la bancada popular cree que con esta reestructuración podrían generarse más discrepancias dentro del seno del equipo de gobierno puesto que la alcaldesa ha dejado claro en quien confía y en quien no lo hace tanto, al suprimir competencias a la Concejalía de participación ciudadana para dotar de contenidos a una Concejalía de nueva creación, con un nombre muy rimbombante y con asuntos que ya se trataban desde otras concejalías.

“Para la alcaldesa hay concejales en su gobierno “todoterreno” y concejales a los que está dejando sin terreno”, indica Pablo Pérez.

En menos de un año, siendo, además, un año tan complicado y difícil para el turismo, la concejalía va a cambiar por tercera vez de persona, lo que en opinión de los populares puede dificultar su estabilidad. Recuerda el portavoz popular que, primero y de manera sorprendente, la responsable del área desde hace años y una de las concejalas históricas socialistas, Claudia de Santos, anunciaba su dimisión, después la alcaldesa optó por mantener al frente de turismo a Gina Aguiar cuando pesaba sobre ella una sentencia en contra y se sabía que podía acabar dejando el Ayuntamiento y ahora le da la responsabilidad a Miguel Merino, cuando lleva una concejalía importante y cargada de trabajo en estos momentos.

“Cada uno sabe lo que hace, pero no creemos que sea lo más adecuado para sacar adelante la ciudad”.