Pages Menu
Categories Menu

Editado Mar 29, 2016

Nuestro medio rural en positivo

Nuestro medio rural en positivo

Artículo de Opinión

Vivimos en el medio rural, donde el 23,7 % de la población tiene más de 65 años y a todos nos preocupa la atención a la dependencia y por consiguiente la atención a las personas mayores, a la vez que la creación de empleo para estabilizar población en nuestros municipios.

La atención a nuestros mayores no solo constituye una de nuestras prioridades políticas, sino que también lo consideremos como un sector estratégico de gran significación para el mantenimiento, generación de empleo y crecimiento económico.

Por novena vez consecutiva el Observatorio de la Dependencia sitúa a Castilla y León a la cabeza de España con 8,6 puntos y reconoce que es la comunidad que mejor gestión realiza de la ley de dependencia, aunque el partido socialista no lo termina de reconocer. En su informe destaca dos cuestiones fundamentales y muy importantes sobre todo para el medio rural donde vivimos. Por un lado que Castilla y León es la comunidad que más empleo crea entorno a la dependencia (50 empleos por cada millón de euros de gasto público) y por otro somos una comunidad con una tasa de retorno del 40,4 % lo que supone que por cada 100 euros de gasto público se recuperan 40 euros en cotizaciones, IRPF, IVA, impuesto de sociedades. Lo que considero claramente positivo.

Ante los datos descritos, el Gobierno de Castilla y León, con Juan Vicente Herrera a la cabeza, apuesta en nuestra Comunidad por continuar la estrategia de apoyo al sector de las personas mayores con la creación de empleo y mantenimiento de recursos y servicios como atención domiciliaria, residencias geriátricas, el nuevo modelo “en Mi Casa”, Programa Integral de Envejecimiento Activo, Club de los 60, que va dirigido a las personas mayores, favoreciendo el mantenimiento de sus capacidades físicas, intelectuales o cognitivas.

De esta forma podemos ver resultados en todos nuestros municipios y ver in situ, la atención prestada a las personas mayores y la cantidad de empleo que genera, favoreciendo el asentamiento de población en el medio rural.

Esto sería imposible sin el apoyo de la Junta de Castilla y León, sin el apoyo de la Diputación Provincial que es quién tutela y coordina los programas de servicios sociales básicos. Con toda la red que patrocina en toda la provincia, siendo además el punto de unión con cada uno de los ayuntamientos. Estos apoyos son imprescindibles para garantizar que todos los españoles tienen los mismos derechos y obligaciones en cualquier parte del territorio del estado. Porque hay millones de españoles que viven en el medio rural y en su mayoría en pequeños pueblos a los que no se les puede negar los mismos derechos y oportunidades que al resto de ciudadanos. Sería injusto convertirlos en ciudadanos de segunda división.

Mª Angeles García Herrero

Alcaldesa de Carbonero el Mayor

Procuradora Cortes de Castilla y León