Pages Menu
Categories Menu

Editado Nov 26, 2020

No queremos contar más….

No queremos contar más….

Artículo de opinión de Azucena Suárez del Pozo. Diputada de Servicio de Asuntos Sociales de la Diputación de Segovia y Concejala del PP en el Ayuntamiento de la capital

No queremos contar más. Es la idea que enmarca la campaña impulsada por la Diputación Provincial para mostrar, una vez más, en torno al Día Internacional de la Violencia contra las Mujeres, el rechazo a la violencia de género de quienes formamos parte de la institución. Todos tenemos la responsabilidad de implicarnos en la lucha contra esta lacra. No podemos ponernos de perfil. Queremos y debemos decir ¡basta! ante el goteo incesante de mujeres víctimas y poner freno a las cifras lamentables que año tras año hielan la sangre.  En este sentido, la campaña de este 25-N pretende implicar a todos e invitar a la reflexión. Está pensada para dar visibilidad y presencia a esas mujeres que ya no llegarán al final de este fatídico 2020, además de sensibilizar y conseguir que cada persona sienta que solo con el esfuerzo de todos es posible. Por eso, para lograrlo, ¡contamos contigo!

En lo que va de año, son 41 las mujeres que han muerto a manos de sus agresores, pero también tenemos muy presentes a las mujeres víctimas cuyo crimen o acto machista ha sido  perpetrado en otros contextos,  fuera del ámbito de la pareja. Vidas rotas, proyectos truncados, familias desoladas, menores huérfanos… Bajo esta dramática cifra, subyace la evidencia de la ardua tarea que queda por delante: las circunstancias derivadas de la covid-19 agravan las perniciosas inercias de una sociedad aún machista. La pandemia está poniendo en riesgo la consolidación y protección de los logros alcanzados, por lo que urge unir fuerzas para que la situación no suponga un retroceso en el camino de la conquista de una sociedad plenamente igualitaria. Los daños colaterales del coronavirus se están traduciendo en una mayor precariedad laboral y un empeoramiento de las condiciones de vida que castigan con más dureza a las mujeres. Esta crisis global también sacude con virulencia el ámbito familiar. Prueba de ello son los casos de violencia de género, superiores que los registrados durante los últimos años. Por ello, debemos buscar el equilibrio entre las medidas que ayudan a ralentizar la propagación del virus y la erradicación de conductas que multiplican la desigualdad. ¿Cómo? Con una mayor protección de quienes sufren sus consecuencias.

No queda otra que redoblar esfuerzos para consolidar lo conseguido y no distraernos de la meta de alcanzar la igualdad de género, tal y como se recoge en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. Es necesario insistir en la necesidad de continuar con la cooperación entre gobiernos y sociedad civil para garantizar que la igualdad de género y los derechos de las mujeres continúan presentes en la agenda política como elementos fundamentales para la recuperación social, económica y sanitaria.

Continuar trabajando en todo ello y seguir activando políticas que pongan fin a la violencia de género es nuestro deber y responsabilidad como institución pública.

Por eso, contamos contigo. Tu implicación es urgente e imprescindible para construir una sociedad alejada de todo tipo de violencia, concienciada, formada, sensible y dispuesta a luchar por una igualdad real y plena.