Pages Menu
Categories Menu

Editado Abr 17, 2017

Montes y bosques que mitigan la despoblación

Montes y bosques que mitigan la despoblación

El pasado mes de febrero se celebró en el Senado la Conferencia de Presidentes Autonómicos en la que se aprobó un importante acuerdo sobre la estrategia nacional a tomar desde ese momento frente al reto demográfico cuyo objetivo será paliar la problemática del progresivo envejecimiento poblacional y el despoblamiento rural, como toma conciencia política de la importancia que tiene la pérdida de población rural en muchos aspectos básicos; entre muchos de esos fines, de manera tácita o expresa se encuentran la gestión y protección de los montes españoles.

Aprovechando la cercanía en las pasadas semanas al día internacional de los bosques, los Senadores Populares de Segovia presentamos en la cámara una propuesta de declaración institucional sobre la importancia de los bosques que fue debatida y negociada con cada representante de todos los partidos políticos, antes de ser llevada a la Comisión de Medio Ambiente. Finalmente, por primera vez en la historia, una declaración institucional en defensa del desarrollo forestal como medio complementario para evitar la despoblación, fue aprobada por unanimidad con el siguiente texto que ha sido publicado  el día 6 de abril en el B.O. de las Cortes:

 

“En 1899, el Secretario de la Sociedad Económica de Amigos del País, y miembro del cuerpo de ingenieros de montes del estado, D. Rafael Puig i Valls celebró el 30 de abril en el Parque de Barcelona la primera Fiesta del Árbol. Actualmente, el día 21 de marzo coincidiendo con la entrada de la primavera en el Hemisferio Boreal y la del otoño en el Austral, se celebra el DÍA INTERNACIONAL DE LOS BOSQUES; hasta el año 2012, llamado día forestal mundial. Instaurado en el Congreso Forestal Mundial, celebrado en Roma, fue aceptado este día por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en 1971. Los bosques cubren el 30 % de toda la superficie terrestre, con más de 4.000 millones de hectáreas. Son los ecosistemas más diversos que existen sobre la tierra y en ellos se encuentran más del 80 % de las especies animales y vegetales hasta hoy conocidas. En cifras, los árboles son necesarios para la supervivencia de nueve de cada diez de las especies, y el porcentaje probablemente aumentaría si vamos más allá del hábitat y nos centramos en la producción de oxígeno. Por ello, la perdida de hábitat, junto con el acelerado cambio climático es una de las principales causas de amenaza a todas las especies y en especial a la humana. Los bosques son gigantescos sumideros de carbono, absorben el CO2 presente en la atmósfera, liberando oxígeno y ralentizando el calentamiento global. Por ello, los bosques sosteniblemente gestionados, son susceptibles de una mayor fijación de este gas, con las consiguientes consecuencias beneficiosas para la reducción de los altos niveles de CO2 en nuestra atmósfera. De ahí que algunos de los productos generados por los mismos con vocación de permanencia en el espacio son también almacenes estables de carbono. La gestión forestal, así pues, constituye una manera eficaz de lucha contra el cambio climático. En los bosques aportan ricos pastos al ganado fundamental en nuestra alimentación; retienen en el subsuelo las aguas de las lluvias que luego formarán almacenamientos subterráneos de agua imprescindible para la vida; fijan el suelo y en especial las dunas continentales; crean empleo en el medio rural, pueden generar energía y toda una bioeconomiá necesaria para nuestra sociedad. Nos aportan elementos esenciales para nuestra salud, frutos necesarios para nuestra alimentación; regulan la temperatura ambiente y hacen la vida en el territorio posible. En nuestro país, segundo de la UE con más superficie forestal, los bosques ocupan 27,7 millones de hectáreas, el 54,8 de nuestro territorio, habiendo aumentado su superficie en más de un 33 % en los últimos años. Sin embargo son las superficies forestales más extensas e importantes de España, las que se sitúan en los territorios más amenazados por la despoblación. Carentes de comunidades locales que interactúen, gestione y colabore en la gestión de esos bosques, como así bien ocurrió desde inmemorial, su falta les puede  situar a los pies de una potencial destrucción. Por ello la Comisión de Medio Ambiente apoya todas las medidas necesarias que se puedan tomar para invertir el actual escenario de ocupación el medio rural poniendo en valor, como medida complementaria a la estrategia, el desarrollo del aprovechamiento sostenible de los recursos forestales que pueden aportar los bosques a las comunidades locales, su gestión o su aprovechamiento natural, entre otros, para complementar con ello la fijación de la vida rural que, en definitiva, es la que custodia de manera inmemorial los recursos básicos naturales que hacen posible en toda sociedad la vida humana”.

Sobra decir cuantos más y que importantes son los beneficios que aportan los bosques, que no incluimos en esta declaración  por razones obvias de espacio. Segovia, de esencial importancia en cuanto a superficie forestal ordenada dentro del mapa forestal de nuestro país, es una de las provincias que más puede aportar a la mitigación de la despoblación si trabajamos, como ya lo hacemos, en desarrollo rural a través de la puesta en valor de recursos traídos muchos de ellos del pasado y que a veces chocan con los patrones a que nos ha acostumbrado del desarrollo del siglo XX y ahora XXI.

Si pronunciamos las palabras: TWITTER; FACEBOOK; GPS; HASHTAG; TRENDING TOPIC; etc, nos sonaran como habituales si las comparamos con las camino de ser desconocidas, o hasta malsonantes palabras agroforestal; turismo forestal; cultivo energético; Agroselvicultura; ganadería extensiva en pastizales y bosques.

Muchas son las razones que nos obligan a aumentar si cabe nuestros esfuerzos para que estas palabras vuelvan a nuestro léxico habitual, y muchos esfuerzos los que hemos de hacer para ello. Los resultados buscados en la lucha contra la despoblación y del desarrollo natural de nuestro medio rural bien valen los esfuerzos; no olvidemos que no solo es el Co2 quien mitigan los bosques, si no también  muy eficazmente la despoblación. ¿Lo comprobamos?.

Juan Carlos Álvarez

Senador del PP por Segovia