Pages Menu
Categories Menu

Editado May 6, 2020

Los vecinos de los barrios transmiten al PP en el Ayuntamiento de Segovia su preocupación por la salud y el empleo tras la crisis sanitaria

Los vecinos de los barrios transmiten al PP en el Ayuntamiento de Segovia su preocupación por la salud y el empleo tras la crisis sanitaria

La pandemia ha acrecentado aún más los problemas con internet, el poco espacio en los cementerios y el acceso a los servicios públicos en los barrios incorporados.

Los populares han mantenido varias reuniones con la práctica totalidad de las asociaciones de vecinos de los barrios de Segovia, incluidos los incorporados y la entidad menor de Revenga.

¿Quién no se conoce en un barrio? Esta simple pregunta, según el PP en el Ayuntamiento, resume lo que son los barrios en Segovia, ejemplo de ayuda y cercanía. Y precisamente porque todos se conocen, los efectos del COVID-19, en opinión de los populares, está dejando una dura huella en ellos, como así los confirmaron en las reuniones mantenidas con los concejales populares, los presidentes y algunos de los miembros de las asociaciones de vecinos de los barrios segovianos, incluidos los incorporados y la entidad menor de Revenga.

Estos  encuentros tenían como principales objetivos, en palabras de Pablo Pérez, el portavoz de la formación popular, “saber cómo se encontraban sus vecinos y cómo  estaban viviendo esta difícil situación ya que los barrios son personas y eso es lo primero”.

A pesar de la dureza de lo que se está viviendo, todos los presentes destacaron la solidaridad entre vecinos y las cadenas de ayuda que se han puesto en marcha, sobre todo, de cara a las personas mayores, muchas de ellas solas.

“Nuestros mayores son la memoria viva de nuestros barrios y hay que cuidarles”, señalaron.

Les preocupa por encima de todo la salud, de ahí que reclamen medidas higiénicas y sanitarias, como puede ser el reparto de mascarillas, algo que se ha convertido en un gran problema en los barrios incorporados por la dificultad de acceso a las mismas. Pero también, el elevado número de personas que se está quedando sin trabajo y la situación que se va a generar en muchas familias.

El portavoz popular les dijo que desde su grupo se había pedido ya el reparto masivo de mascarillas e insistió en la necesidad de establecer mecanismos para que “los autónomos que viven en estos barrios, los pequeños negocios y comercios que hay en los mismos puedan abrir y mantenerse ahora que se está empezando  recuperar la actividad”.

Y eso pasa, según Pablo Pérez, por modificar el presupuesto municipal en base a las nuevas prioridades generadas por esta crisis sanitaria y por establecer medidas concretas y efectivas, que permitan la recuperación de la economía local y la ayuda a las familias, en definitiva, “ahora más que nunca, una gestión eficiente de los recursos públicos”; algo en lo que coincidieron todos los presentes. Eso sí, piden que se defina bien el destino de esos recursos y se controle el reparto de las ayudas y tendrá que ser el gobierno municipal el que tome esas decisiones.

“No se puede descargar toda la responsabilidad sobre los vecinos”, señalaron los concejales populares, “porque así lo único que se generan son diferencias entre unos barrios y otros”.

Según los populares, aunque se cuente con la colaboración vecinal y su opinión,  es el gobierno municipal el que tiene que tener claro lo que va a hacer con los recursos con los que cuenta en un año y en una situación tan excepcional como la que estamos viviendo.

Durante la reunión, los vecinos mostraron su preocupación por la falta de información clara y de decisiones concretas por parte de las autoridades que les permitan a ellos mismos tomar decisiones a la hora de actuar y de organizar sus actividades, ya que las subvenciones que reciben dependen de ello. La formación popular les propuso la posibilidad de reorientar los convenios que tiene firmados para que puedan recibir una cantidad que les permita mantenerse e incluso que se flexibilicen las condiciones de las subvenciones para adaptarlas a lo que más necesita ahora cada uno en sus respectivos barrios.

Para el PP municipal otra de las prioridades que ha puesto de manifiesto esta crisis ha sido el acceso a internet y la necesidad de tener unas buenas conexiones. Precisamente ha sido uno de los grandes problemas en los barrios incorporados, y que ha hecho aún más complicado el confinamiento, en especial en lugares como Torredondo o Perorgordo. Los populares creen que se deben tomar medidas cuanto antes para solucionar este problema e insistirán en ello al gobierno municipal. “Estaremos muy pendientes de ello porque todos nuestros barrios deben tener los mismos servicios”, indica la formación que lidera Pablo Pérez.

El Ayuntamiento, según los populares, tendrá que trabajar también en la ampliación de los cementerios en los barrios incorporados, otro problema que venía de atrás pero que el COVID-19 ha hecho más urgente.

Si hay algo que quedó claro en todas la reuniones mantenidas con las asociaciones de vecinos, según apuntan el PP municipal, es que sigue habiendo mucha incertidumbre e inquietud entre los vecinos en relación a la pandemia y al comportamiento del COVID-19. Piden información clara y la posibilidad de que se hagan test a la mayor parte de la población para intentar minimizar esa incertidumbre.

Desde las asociaciones de vecinos pidieron unidad a los grupos politicos para hacer un frente común y trabajar por los intereses de Segovia, algo con lo que coincidieron plenamente los concejales populares.

El portavoz popular afirmó que “Segovia está llena de héroes anónimos entre sus vecinos” y destacó su responsabilidad, su preocupación por los demás y su apuesta por la ciudad.