Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Editado Nov 5, 2018

Los senadores del PP de Segovia critican el carácter lesivo del proyecto de PGE del PSOE y exigen al Gobierno responsabilidad en las obras del Palacio de Justicia

Los senadores del PP de Segovia critican el carácter lesivo del proyecto de PGE del PSOE y exigen al Gobierno responsabilidad en las obras del Palacio de Justicia

 

La presidenta provincial del partido, Paloma Sanz, insta al Gobierno de Sánchez a no renunciar al principio de estabilidad presupuestaria que recoge el artículo 135 de la Constitución

 

La sede del Partido Popular de Segovia ha acogido esta mañana una rueda de prensa en la que los senadores del PP, Paloma Sanz, Juan Ramón Represa y Juan Carlos Álvarez, han dado a conocer las mociones que el partido ha registrado recientemente para ser abordadas en el Senado y que conciernen, tanto al proyecto de Presupuestos Generales del Estado acordado por PSOE y Podemos, como a los trabajos de construcción del Palacio de Justicia de Segovia, que sufren, desde hace más de tres meses, una nueva paralización de la que, tal y como han explicado los populares “poco o nada sabemos, excepto que el pasado mes de agosto, después de que hubiésemos denunciado la paralización, la subdelegada del Gobierno afirmó que estaban a la espera de la firma de un convenio y que posponían la información sobre el asunto hasta el mes de septiembre”. “Estamos ya en noviembre y no hemos vuelto a saber nada del tema”, indicaban hoy los populares.

Para los senadores segovianos éste es un ejemplo más del afán de los socialistas de “acabar con todo aquello que el Partido Popular ya tenía encauzado” y que tiene su mayor manifestación en el “desastroso proyecto de Presupuestos Generales del Estado acordado para 2019”, como señalaba Paloma Sanz, quien ha indicado que éstos son

“lesivos para los españoles porque suponen una subida de impuestos para todos; es el principio para una nueva recesión y para la destrucción de empleo”.

“Hablan de nuevos impuestos para ricos, pero es mentira; entre los muchos ejemplos que podemos encontrar está el que los ciudadanos pagarán más por llenar el depósito de su coche, habrá subidas de cuotas de los autónomos, subirá el impuesto de Patrimonio y también las transacciones financieras”, matizaba la presidenta popular segoviana, señalando al mismo tiempo que desde el PP se apuesta por una reducción de la presión fiscal sobre el trabajo para fomentar la creación de empleo, una reducción de los tipos y una simplificación de las deducciones en el impuesto sobre sociedades o la eliminación de la tributación por sucesiones y donaciones.

Según ha explicado Paloma Sanz, en esta moción que presentará el Partido Popular a los PGE para 2019, se instará al Gobierno a no renunciar al principio de Estabilidad Presupuestaria que recoge el artículo 135 de la Constitución. Los populares recuerdan que este proyecto “ignora el mandato del Congreso, que rechazó por amplia mayoría la deuda y déficit” y critican el cambio de criterio de Ciudadanos con respecto a la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, afirmando que

“la decisión de Rivera de apoyar esta reforma es un guiño a un electorado de centro-izquierda que, en realidad, es su espacio natural, lo que deja al PP como la única Oposición frente a las políticas destructivas de Sánchez”.

 

Responsabilidad con las obras del Palacio de Justicia

Unas políticas destructivas que, según los senadores segovianos, no han tardado tiempo en hacerse notar en Segovia y, en concreto, en uno de los proyectos más “necesarios y ambiciosos” que contemplaba el Gobierno de Mariano Rajoy para la capital; la construcción del Palacio de Justicia que reúna en una misma sede los seis juzgados mixtos de Primera Instancia e Instrucción, el juzgado de Lo Penal, el de Lo Social, el de Lo contencioso-Administrativo, el de Menores, la Fiscalía de la Audiencia Provincial, la Fiscalía de Menores, el Instituto de Medicina Legal, el Registro Civil y otras dependencias.

Este proyecto, que comenzó a finales de 2015 con una partida de 100.000 euros sobre un proyecto total de 14,7 millones de euros, sufrió en 2016 “un retraso motivado por una falta de previsión del Gobierno municipal socialista”, tal y como recordaba hoy Juan Ramón Represa y, posteriormente, fue desarrollado con normalidad hasta que a mediados de 2017 la adjudicataria solicitó la declaración de concurso voluntario de acreedores, decretada en julio de 2017. “El Gobierno del PP tomó cartas en el asunto y las obras se cedieron parcialmente a otra empresa”, apuntaba Represa, recordando que “en esos momentos de dificultad nosotros nos preocupamos de que no se paralizaran y no se paralizaron”.

Ahora, los populares segovianos, ante la incursión de esta nueva empresa en preconcurso de acreedores, exigen al Gobierno del PSOE que “actúe de forma responsable” y tome medidas en el asunto y,

“en lugar de favorecer la paralización de los trabajos, emplee, avalado con informes jurídicos, los instrumentos admitidos en Derecho, para evitar el deterioro de lo ya construido y dotar a la ciudad del edificio que necesita”.

Entre estos instrumentos jurídicos, el senador Juan Ramón Represa mencionaba la firma de un convenio o una nueva licitación o adjudicación, previa la resolución de contrato anterior; decantándose por esta última opción como la “más factible”.

“Nosotros dejamos todo preparado para que este edificio no sufriera paralización alguna y ahora le corresponde al nuevo Gobierno la responsabilidad de la continuidad de las obras, de que se cumplan los plazos y de evitar la ruina de lo edificado”, argumentaban por último los senadores populares.