Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Editado Nov 17, 2018

Los senadores del Partido Popular de Segovia exigen al Gobierno responsabilidad y respeto a los Tribunales y el Estado de Derecho

Los senadores del Partido Popular de Segovia exigen al Gobierno responsabilidad y respeto a los Tribunales y el Estado de Derecho

 

Los populares segovianos se suman a las críticas por la decisión de la Abogacía del Estado de rebajar a sedición los delitos cometidos por Oriol Junqueras, Carme Forca-dell, Jordi Sánchez y Jordi Cruixat

 

La reciente decisión tomada por la Abogacía del Estado, apostando por rebajar a sedición los delitos cometidos por los independentistas golpistas Oriol Junqueras, Jordi Sánchez, Jordi Cruixat y Carme Forcadell, no ha sentado bien en el seno del Partido Popular, cuyos senadores segovianos, Paloma Sanz, Juan Ramón Represa y Juan Carlos Álvarez, han señalado que, por medio de esta decisión, queda de manifiesto

“la sospecha de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, haya cedido una vez más al chantaje de quienes quieren acabar con España y haya abordado de esta manera cómplice, desde su Ejecutivo, el gesto que pedía Torra, dándole como plazo el mes de noviembre”.

Desde el inicio del conflicto independentista, el Partido Popular de Segovia se ha mantenido firme en su condena a la actitud de los líderes de lo que consideran “un desafío a la democracia y a la Constitución” y además, desde la llegada de Pedro Sánchez a la Moncloa han criticado de forma incesante la voluntad del presidente socialista de “gobernar en España a cualquier precio; sin importarle el futuro ni la voluntad de los ciudadanos españoles”.

Por estos motivos, los senadores segovianos han querido sumarse a las críticas que tachan de “vergonzantes” las injerencias del Gobierno de Sánchez en el Tribunal que juzga la causa del proceso independentista y exigen al PSOE responsabilidad y respeto, tanto al Estado de Derecho como a los Tribunales. “Son el poder Ejecutivo y el Legislativo los que deben defender la independencia judicial”, sostienen los parlamentarios, al tiempo que aseguran que las decisiones del Gobierno socialista, intentando dar indicaciones al Tribunal Supermo ante el inicio del juicio oral a los líderes del ‘procés’, suponen “un peligro para la estabilidad del país y un atropello a la separación de poderes y la legalidad en España”.

Y es que, a pesar de que la Fiscalía acusara a los presos de rebelión y pidiese 25 años de cárcel para Junqueras, 17 para Sánchez, Cruixat y Forcadell y 16 para cada uno de los cinco consellers presos, la Abogacía del Estado solicitará, por una presunta ausencia de “violencia necesaria” el delito de sedición, que condenaría a Junqueras a 12 años de prisión, a los consellers a once años y medio, a Carmen Forcadell a diez años y a los Jordis a ocho años; algo que para Paloma Sanz, Juan Ramón Represa y Juan Carlos Álvarez sólo es

“un ejemplo más de cómo Pedro Sánchez echó a Mariano Rajoy del Gobierno para ser él presidente y gobernar sin ningún tipo de hoja de ruta ni escrúpulo; dejando que independentistas y populistas sean verdaderamente quienes llevan las riendas de un país en el que no creen”.

Esto, señalan por último los parlamentarios populares, “es la consecuencia de haber alcanzado el poder sin el apoyo de los españoles y de querer gobernar el país con 84 diputados”, pidiendo también que el PSOE deje de “sembrar incertidumbre y generar crispación y, de una vez por todas, convoque las elecciones generales que en estos momentos necesita España”.