Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Posted on Nov 24, 2016

Los pleitos y contingencias del Ayuntamiento pueden llegar a costar 63 millones de euros

Los pleitos y contingencias del Ayuntamiento pueden llegar a costar 63 millones de euros

El GMP considera que el equipo de Gobierno municipal socialista hace gala de escasa voluntad política y opacidad en esta materia

El Grupo Municipal Popular considera necesario realizar varias aclaraciones acerca de la información que con varios meses de retraso se ha facilitado a los grupos políticos municipales sobre la cartera de pleitos del Ayuntamiento. Una vez analizado el contenido del documento de 15 páginas denominado “Estado de situación de los pleitos del Ayuntamiento de Segovia” el GMP considera decepcionante dicho informe y demuestra la escasa voluntad política del gobierno municipal del PSOE de ser transparente en esta trascendental materia.

En la primera página dice “Balance de los últimos 5 años”, donde refleja de 2012 a 2016 el número de pleitos y, dentro de ellos, los ganados y, excepto para 2016, la cuantía que reporta al Ayuntamiento (entre lo que ingresa o no pierde reclamado en juicio). Sin embargo, no aparecen las condenas en costas, ni las cantidades pagadas, como tampoco los gastos jurídicos y contenciosos (estos últimos suman 1.138.000€ en los últimos 5 años).

 

En cuanto a las 14 hojas restantes referidas a los pleitos, se incluyen las expropiaciones de la calle Soldado Español, solar del Instituto de San Lorenzo y talud de Padre Claret, pero no las de Jerónimo de Aliaga, ni la parcela adyacente al Instituto de San Lorenzo.

En otros pleitos se incluye el referido al aparcamiento de José Zorrilla y la casa de la calle de La Parra, en el que, por cierto, no se menciona el Auto del TSJ de CyL presentado por la alcaldesa a los medios de comunicación. Tampoco se mencionaron los pleitos perdidos sobre las marquesinas de la Estación de Autobuses, ni el desistimiento del aparcamiento de Los Tilos, ni la reciente petición de reequilibrio económico en la explotación del aparcamiento de Padre Claret, ni se alude a la contingencia que le está suponiendo al Ayuntamiento la devolución del préstamo y subvenciones del CAT, ni la inversión que falta para ponerlo en funcionamiento.

La información facilitada consiste básicamente en “copia y pega” de las sentencias y autos judiciales (y no todos), sin que existan datos completos de cada sentencia, incluyendo las costas, el cálculo de intereses de demora y otros incurridos, ni tampoco los calendarios de pago pactados, necesarios para determinar el coste total de cada uno de esos asuntos. Lógicamente, esto no es transparencia, ni coincide con lo que el GMP ha solicitado con la intención de conocer la repercusión en los presupuestos para próximos ejercicios y la capacidad inversora en la ciudad.

Listado pleitos y contingencias

El GMP entiende que la cuantía acumulada de esta larga lista de varapalos judiciales requiere una explicación pormenorizada y completa no sólo a los concejales que forman parte de la Corporación Municipal, sino a todos los ciudadanos que contribuyen con sus impuestos y tasas al sostenimiento del Ayuntamiento y que serán, en última instancia, quienes tengan que pagar la negligente y desacertada gestión del Gobierno municipal con Clara Luquero al frente.

Hay una decena de pleitos y contingencias municipales que, por su volumen, resultan especialmente preocupantes, dado que entre todos suman en torno a 63 millones de euros. De ellos, más de 18 millones se pagaron antes del año actual y otros 12 millones de euros se pagarán dentro del año actual. Podrían quedar más de 32 millones de euros por asumir en próximos ejercicios.

El Grupo Municipal Popular considera necesario aclarar que ocho de esos asuntos (cuyo montante representa el 96,2% del importe total), corresponden al periodo del Gobierno municipal del PSOE, iniciado en el año 2003. Por consiguiente, es este equipo de Gobierno socialista el causante de la inmensa mayoría del problema.
Entre la decena de asuntos mencionados, siete están determinados por sentencia, decisión o resolución firme y suman más de 46 millones de euros. Además están en este momento en el aire asuntos como el desistimiento del parking de Los Tilos, la expropiación de la parcela adyacente al solar del Instituto de San Lorenzo, la reciente petición de reequilibrio económico en la explotación del aparcamiento de Padre Claret y a saber cuántos asuntos más.

Destaca el enorme dispendio del proyecto estrella de los gobiernos del PSOE, el Círculo de las Artes y la Tecnología (CAT), que, según la estimación del GMP, les saldrá a los contribuyentes segovianos por más de 19 millones de euros, que, si añadimos las subvenciones del Ministerio de Industria de la primera fase (que también los segovianos habrán contribuido a financiar a través de sus impuestos estatales), lo gastado ascendería a un total de unos 28,5 millones de euros. El PSOE aún no ha sido capaz de explicar cuál ha sido el retorno económico y social de esos 28,5 millones de euros, ni qué proyectos tangibles y prácticos se podrían haber realizado con ese dinero (por ejemplo, Teatro Cervantes, remodelación de importantes calles y plazas de la ciudad en estado deplorable, etc).

Resulta especialmente lacerante la expropiación, del talud de la avenida del Padre Claret, que les va a costar a los segovianos unos 6,7 millones de euros, eso sí en cómodos plazos anuales hasta el 2019. Y todo ello por negarse el gobierno del PSOE a negociar con la propiedad que estaba abierta a pactar una cifra mucho más baja y a hacer efectiva en terrenos municipales.

También existe sentencia firme sobre la expropiación de los terrenos cedidos para el instituto de San Lorenzo, que les van a costar finalmente a los contribuyentes segovianos la friolera de 5,6 millones de euros. Añádase el riesgo de que, como ya hemos dicho antes, un Tribunal Contencioso-Administrativo, como tiene ya solicitado la propiedad, falle en contra del Ayuntamiento y le obligue a la expropiación de la parcela adyacente del Instituto de San Lorenzo, por un importe similar al tratarse de parcelas prácticamente equivalentes.

Parece ser que el “único contencioso de estos que nos preocupan”, es la sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León de fecha 19 de julio de 2016, que da la razón a la UTE Collosa-Pigsur y rechaza el recurso de apelación presentado por el Ayuntamiento sobre la reclamación realizada por la empresa concesionaria para resolver el contrato de explotación del aparcamiento de José Zorrilla, que, según algunas estimaciones conocidas y publicadas en los medios de comunicación, pudiera rondar los 10 millones de euros. Aunque la sentencia es firme, el Ayuntamiento de Segovia ha presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, sin que por el momento se tenga constancia de su admisión a trámite.

Hay otros pleitos ya encajados, como las expropiaciones para las calles Jerónimo de Aliaga y Soldado Español, las marquesinas de la estación de autobuses y las cerchas del Teatro Cervantes, pero lo preocupante es que no sabemos, a ciencia cierta, si estamos ante la punta del iceberg y existen otros pleitos y contingencias, que puedan sorprender a la Corporación Municipal y a los ciudadanos segovianos.

Por esa razón no es un capricho ni un asunto baladí que varios grupos de concejales hayan solicitado un inventario de todos los pleitos y contingencias en curso y pendientes de resolución. De ahí el rechazo a la invitación a que sea cada grupo el que saque la calculadora y haga números. El GMP considera que esta información debe ser facilitada por el equipo de Gobierno.

Respecto a los pleitos y contingencias ya firmes, en cumplimiento del acuerdo del pleno municipal de 29 de julio pasado, aprobando por mayoría absoluta de los concejales una moción para la realización de una auditoría operativa en la Concejalía de Urbanismo, desde el PP en el Ayuntamiento de Segovia se exige que los trabajos de la misma se inicien por el análisis de estos pleitos y contingencias ya firmes y cuyos relevantes costes ya son conocidos y en muchos casos han sido asumidos por el Ayuntamiento. De ese modo, se podrán detectar los circuitos y procedimientos que han fallado y las causas que han motivado los quebrantos, al objeto de adoptar las medidas correctoras que procedan, sin generar grandes cargas de trabajo en el funcionamiento ordinario del servicio de urbanismo, con la consiguiente repercusión que ello tendría en las tramitaciones y licencias, así como en el planeamiento urbanístico de Segovia.

Por último, el GMP se congratula de que el Gobierno municipal esté solucionando los problemas del Ayuntamiento, si bien no satisface el coste total que tienen esas soluciones, que tendrá que ser aportado con mayor presión fiscal de los segovianos, agotando el límite de endeudamiento y/o renunciando a inversiones en proyectos que necesita la ciudad. En todo caso, reclamamos que el gobierno municipal dé una explicación detallada y global sobre el impacto causado por todos estos asuntos y la forma en que han sido resueltos, tal y como afirman haber hecho.