Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Editado Oct 15, 2018

Los parlamentarios nacionales del PP de Segovia aseguran que los Presupuestos pactados por PSOE y Podemos harán regresar a España a la época de Zapatero

Los parlamentarios nacionales del PP de Segovia aseguran que los Presupuestos pactados por PSOE y Podemos harán regresar a España a la época de Zapatero

 

Los populares aseguran que no salen las cuentas y criti-can que en un país con el 15% de paro y con la deuda pública como principal vulnerabilidad, el Gobierno de Sánchez prefiera subir impuestos que apostar por el Em-pleo

 

Tras el reciente acuerdo para los Presupuestos Generales del Estado de 2019 firmado por el presidente socialista del Gobierno, Pedro Sánchez, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y cuyas líneas generales han sido presentadas después de la reunión del Consejo de Ministros, los parlamentarios nacionales del Partido Popular de Segovia quieren expresar su total desacuerdo con unas cuentas que, indican,

“nos harán regresar a las viejas recetas puestas en marcha por Zapatero; es decir a un mayor número de impuestos, de gastos y de déficit”.

Paloma Sanz, Beatriz Escudero, Jesús Postigo, Juan Ramón Represa y Juan Carlos Álvarez aseguran que estos Presupuestos no son más que “las bases para el regreso al desequilibrio económico, a la destrucción de empleo, a la inflación y al déficit público”. Indican, al mismo tiempo  que los Presupuestos pactados por PSOE y Podemos “serían maravillosos si no tuviésemos una calculadora al lado”. “No salen las cuentas”, subrayan los populares, avanzando que estas medidas provocarán un gasto mayor que el incremento de impuestos y, por lo tanto, un déficit y una deuda mayores.

Entre las medidas que pretende llevar a cabo el Gobierno de Sánchez y que critican los populares está la subida de impuestos sin una previsión real de la recaudación que se obtendrá de estos incrementos. La subida del impuesto de Sociedades, la del impuesto sobre las Transacciones Financieras o el impuesto sobre determinados servicios digitales crearán conflictos vinculados al comercio internacional, a la negociación con las grandes compañías españolas o a las compras de los usuarios a potentes empresas como Amazon. Por otro lado, la subida del gravamen de las SOCIMI supondrá un encarecimiento de los alquileres y la subida de impuestos como el IRPF o el impuesto de Patrimonio afectará a muchos ciudadanos; más aún lo hará el impuesto al diesel o la reforma propuesta respecto a los autónomos.

Para el Partido Popular de Segovia, que recuerda que en un país con el 15% de paro y con la deuda pública como principal vulnerabilidad, en vez de apostar por el Empleo se suben los impuestos,  “el hecho de no reducir el déficit público supone una irresponsabilidad”.

En este sentido, además, los parlamentarios nacionales populares por Segovia recuerdan cuando el pasado 27 de julio el Congreso de los Diputados rechazó, por amplia mayoría, la senda de déficit y deuda presentada por el PSOE.

“Una vez más, después de haber formado un Gobierno que no cuenta con el apoyo de los españoles, tuvieron que conformarse con 88 votos a favor,  86 abstenciones y 173 votos en contra”.

Apuntan también los populares segovianos que esa nueva senda habría supuesto un mayor déficit y una mayor deuda para todas las Administraciones Públicas y desmienten que, al contrario de lo que aseguran los socialistas, Europa haya autorizado a España a una senda más flexible. “La única senda autorizada es 2,2% en 2018 y el 1,3% en 2019, con un ajuste de déficit estructural del 0.65%” insisten los senadores y diputados segovianos, añadiendo al mismo tiempo que “por mucho que la ministra asegure que existe un acuerdo verbal, la realidad es que no hay una decisión formal y legal de la Comisión Europea”.

Por último, los parlamentarios nacionales segovianos piden al Gobierno de Sánchez que «no saque pecho” asegurando que se van a revertir recortes del Estado del Bienestar o que se va a financiar el Pacto de Estado de Violencia de Género; “lo primero es una falacia, ya que ahora se destinan 26 millones de euros más al gasto social que en 2011, y en cuanto al Pacto de Estado, su financiación completa ya estaba incluida en los PGEs de 2018″.  Al mismo tiempo, dicen observar «con perplejidad” la propuesta de modificación de la Ley 9/2017 de contratos públicos, teniendo en cuenta que fue aprobada hace un año con el máximo consenso.