Pages Menu
Categories Menu

Editado Dic 1, 2020

Los datos demuestran cómo los segovianos están pagando la desmesurada presión fiscal del PSOE

Los datos demuestran cómo los segovianos están pagando la desmesurada presión fiscal del PSOE

Es inadmisible que los segovianos paguen por el agua el doble que en otras capitales de Castilla y León.

El PP municipal se reafirma en su idea de que debían haberse bajado las tasas y los impuestos y más en un año tan excepcional como éste en donde la crisis va a hacer que a muchas familias les cueste llegar a fin de mes.

El reciente estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre el precio del agua en las capitales españolas avala lo que lleva años señalando el PP en el Ayuntamiento – en especial desde el “tasazo del agua” en el año 2016 – que Segovia se encuentra entre las ciudades de España con el agua más cara.

“No lo decimos nosotros”, indica el portavoz popular, Pablo Pérez, “lo afirman los datos”.

Los populares creen que esta situación debe cambiar cuanto antes  porque “no puede ser”, según indican, “que en Segovia se pague por el agua más del doble que en ciudades como Ávila, León, Soria o Palencia”. Según los datos de la OCU a un segoviano el consumo anual de 175 metros cúbicos de agua le cuesta de media 411 euros, frente a los 157 que pagaría si viviese en Ávila.

Vivir en Segovia resulta caro y no sólo por el precio del agua o la elevada presión fiscal, tampoco a nivel de ayudas, el Ayuntamiento está demostrando su sensibilidad con quien peor lo está pasando. Este no es el camino para fijar población. Estamos en total desventaja frente a otras ciudades”, advierte Pérez quien recuerda que somos la tercera capital más pequeña de España pero estamos en lo más alto del ranking a nivel de presión fiscal.

Los concejales populares tampoco creen que esa elevada presión fiscal se corresponda con la calidad de los servicios a la que siempre hace referencia el gobierno socialista para justificar el alto precio de las tasas y los impuestos. De hecho, consideran que todavía queda mucho por hacer para ofrecer servicios que respondan al precio que pagan los segovianos y ponen como ejemplo, precisamente, la propia calidad del agua.

“Todavía tenemos en el recuerdo aquella cata de agua que organizó el Ayuntamiento, en la que la propia alcaldesa dejó la del Pontón Alto en el penúltimo lugar de preferencia. Por algo sería”.

El principal grupo de la oposición se ratifica en lo que ya dijo, que ante la crisis social y económica que estábamos viviendo y puesto que la situación lo hacía posible, este año deberían haberse bajado las tasas y los impuestos, entre ellas la tasa del agua.

“El gobierno municipal del PSOE e IU no ha querido hacerlo, pero este año hubiera sido necesario. Llegar a fin de mes no va a ser fácil para muchas familias”.

Por ello, el PP en el Ayuntamiento se compromete a seguir trabajando para intentar que se baje la presión fiscal en Segovia, incluida la tasa del agua.

“El agua es un bien de primera necesidad para las familias. Los segovianos nos van a tener volcados en el trabajo para conseguir que se reduzca esa tasa así como para que se introduzcan una serie de bonificaciones sociales que este año tan excepcional consideramos necesarias”.

En este sentido, los populares apuntan tarifas especiales de agua para hogares con dificultades, familias numerosas o con pocos recursos, algo que ya se ha hecho en otras ciudades.

“La crisis generada por la pandemia ha hecho que la situación de muchas familias haya cambiado y el Ayuntamiento tendrá que responder a estas nuevas circunstancias. Al menos, nosotros, desde el Grupo Municipal del PP, lo vamos a intentar”, afirma Pablo Pérez.