Pages Menu
Categories Menu

Editado Feb 1, 2017

Las sentencias y otras contingencias cercenan los proyectos que la ciudad necesita

Las sentencias y otras contingencias cercenan los proyectos que la ciudad necesita

Casi 8 millones se presupuestan para pagar vencimientos de compromisos por sentencias desfavorables y más de 3M€ para pagar la devolución de la deuda del CAT La recaudación de impuestos y tasas municipales aumenta en un 3,1%, destacando el IBI y el “tasazo” del agua.

Para el Grupo Municipal Popular (GMP) la propuesta de presupuestos del Gobierno Municipal Socialista para este año 2017 no es buena para la ciudad. Son unos presupuestos condicionados por el pago de sentencias desfavorables y otras contingencias derivadas de la mala gestión del gobierno municipal socialista, lo que ha cercenado los proyectos que realmente necesita la ciudad.

Se exige a los ciudadanos un importante esfuerzo fiscal, existe poca austeridad en los gastos corrientes y poco rigor en los gastos de personal y el volumen de las inversiones es más aparente que real debido a los casi 8M€ destinados a pagar esos compromisos derivados de las sentencias desfavorables.

Con esos presupuestos se dejan de atender muchas de las necesidades reales de la ciudad. La portavoz del Grupo Municipal Popular (GMP) ha señalado que se deja tirada a la ciudad por cubrir los errores de gestión y eso no es lo que se merece Segovia.

Ingresos

Aparte de lo más que dudosos 5M€ procedentes de ingresos por venta de terrenos municipales, el presupuesto del capítulo de ingresos aumenta, fundamentalmente, por el incremento de 1.308.000€ en la recaudación municipal de impuestos y tasas, que crecen un 3,1% respecto al año anterior.

Destaca sobre todo el crecimiento de 683.000€ en concepto de IBI, que aumenta un 4%, alcanzando los 18M€, que representan casi el 70% de la recaudación municipal, lo que desmiente la supuesta contención que nos ha intentado vender el gobierno municipal, tras la escalada galopante de este impuesto desde el año 2011.

Continúan los efectos del “tasazo” del agua y este año se recaudarán 5.700.000€, 354.000€ más que el año anterior.

Las transferencias de capital se quedan en 493.134€, experimentando un descenso de 1.348.670€, debido a la renuncia a incorporar al presupuesto el ARU de las Canongías.

Gastos e inversiones

Los gastos corrientes experimentan un aumento sobre el presupuesto anterior de 1,48M€ (2,9%), que no puede considerarse precisamente austero. Los gastos de personal también crecen, en concreto en 819.870€ (4%).

El capítulo de adquisición de bienes y servicios se presupuesta en 21,44M€ y experimenta un incremento de 605.050€ y 2,9% anual.

Las transferencias corrientes aumentan en 435.042€, siendo la partida que en mayor medida contribuye a ello la del transporte público; sin embargo, al ritmo que lleva la concesión, cuyos pliegos ni siquiera se han aprobado, va a ser difícil el inicio hasta finales de este año o principios del que viene, con lo que no estaría justificado el aumento presupuestario.

Siguen pesando considerablemente los casi 184.000€ de la subvención que se le conceden anualmente a la empresa que gestiona el C.D. Carlos Melero, así como las subvenciones relacionadas con EVISEGO, por importe de 210.000€.

La mayoría de las subvenciones se mantienen o experimentan pequeñas subidas excepto las que se destinan a Asistencia social primaria, que bajan de 450.000€ a 444.090€; en dos años han disminuido en 124.000€, lo que nos hace pensar que son unos presupuestos con menor sensibilidad social.

Por otro lado, nos alegra que, por fin, haya subido el montante destinado a las asociaciones de vecinos desde 70.000€ a 103.000. Sin embargo, observamos que a excepción de Revenga, cuyas subvenciones corrientes ascienden a 126.112€, no hay nada previsto para los barrios incorporados, como vienen solicitando sus Juntas vecinales y asociaciones de vecinos.

En cuanto a las inversiones reales, que son las que gestiona directamente el Ayuntamiento, se han presupuestado este año 11,23M€, 951.160€ menos que el pasado año 2016, de los que el 70%, 7.740892€, van destinados a pagar sentencias desfavorables y contingencias municipales generadas por errores en la gestión municipal. Además, hay diversas partidas, por un importe total de 745.000€, que recogen proyectos retrasados en su ejecución y heredados del año anterior como la segunda fase del proyecto de renovación de la Avenida de la Constitución o el ascensor del centro de Autoayuda y Voluntariado.

En este apartado han incluido 400.000€ para el Edificio de Emprendedores del CAT, algo con lo que no estamos de acuerdo pues no existe un compromiso formal para su uso ni se dispone de un plan de viabilidad, por lo que en nuestra opinión, no debería aplicarse una partida a la remodelación interna del edificio sin conocer cuál va a ser su uso definitivo. En cambio esta cantidad podría destinarse a otros proyectos más prioritarios en estos momentos para la ciudad. Primero nuestros vecinos y sus necesidades.

El dinero destinado a los cursos de formación se ha reducido a la mitad con respecto al año anterior ya la cantidad que se destina a saneamiento y abastecimiento nos parece insuficiente dado el estado de estas infraestructuras en nuestra ciudad.

Echamos en falta la partida que estaba presupuestada en el año 2016 para la reurbanización de la Calle Daoíz- Plaza de la Merced, final de la Calle Marqués del Arco, que no se gastó por incuria municipal, dejando de lado el barrio más turístico de la ciudad de Segovia. Tampoco hemos visto partidas para depuración, policía o tráfico.

Está claro que son muchas las necesidades de la ciudad que se quedan con estos presupuestos insuficientemente atendidas debido a esta situación de estrechez por la que atraviesa el Ayuntamiento; necesidades como un plan de obras y servicios de los barrios, incluidos los incorporados, una apuesta firme y decidida por la eliminación de barreras arquitectónicas, obras de reparación en los colegios públicos, proyectos destinados a mejorar la depuración del agua, el arreglo de la calle San Juan o la dotación y mejora del suelo empresarial, por tan sólo citar algunas cosas.

Los presupuestos deberían ser un reflejo de lo que queremos para la ciudad y el equipo de Clara Luquero promete cosas pero luego no pasa a los hechos y se queda únicamente en el mensaje político.

Por todo ello, la propuesta de presupuestos del gobierno socialista para este año 2017 no contará con nuestro apoyo pues no es una propuesta buena para la ciudad, son unos presupuestos forzados por el pago de las sentencias y otras contingencias y no son los presupuestos que se merecen los segovianos. Esperamos que de cara al año que viene sean capaces de ofrecer una apuesta decida por mejorar Segovia y no por tapar errores de gestión a costa del bolsillo de los ciudadanos.