Pages Menu
Categories Menu

Editado Mar 13, 2017

Investigación para todos

Investigación para todos

La pasada semana fue todo menos tranquila en este mundo de la política. Llevamos sólo cuatro meses de Legislatura con una cierta estabilidad, que viene en primer lugar del Pacto de Investidura que el Partido Popular firmó con Ciudadanos, y en segundo lugar, gracias al diálogo permanente y a la negociación que se está haciendo con las principales fuerzas políticas constitucionalistas. El acuerdo alcanzado entre el PP y Ciudadanos no es excluyente ni tampoco suficiente, por lo que es necesario hablar con otras formaciones políticas para alcanzar acuerdos importantes para el futuro del país. Sinceramente creo que el Partido Popular, tanto desde el Gobierno como desde el Parlamento, está demostrando que  tiene la voluntad de poder llegar a acuerdos en los grandes temas que tiene España por delante.

Pero esta cierta estabilidad se vio convulsionada el pasado miércoles cuando a instancias de Ciudadanos, se registró en el Congreso una petición de Comisión de Investigación sobre la financiación del Partido Popular. Para ello, Ciudadanos se alió con Podemos y con el Partido Socialista. No es lo mismo acercarse a unas formaciones políticas que a otras. Ciudadanos tiene que asumir los riesgos de tener amistades peligrosas y aliarse con partidos políticos que plantean un riesgo para España y para los españoles. Nosotros pensamos que siempre será mejor para España el pacto de la moderación y de la estabilidad entre dos partidos moderados que las aventuras pasajeras con partidos que no piden la libertad de los presos políticos en Venezuela y que atentan contra la libertad de expresión y la libertad de información en este país, como ha denunciado la Asociación de la Prensa de Madrid.

El Partido Popular, esa misma tarde también registró, en el Congreso y en el Senado, la solicitud de sendas Comisiones de Investigación sobre la financiación de los partidos políticos. Esto ha creado malestar en algunos partidos, cosa que no entendemos, porque lo que nosotros hemos pedido es que, junto a nuestra financiación se investigue la del resto de los partidos, ya que si se quiere investigar la nuestra, es muy lógico querer investigar la de los demás. No entendemos por qué sólo se puede investigar las cuentas del PP, precisamente unas cuentas que han sido investigadas en muchos ámbitos, tanto en el ámbito judicial, policial como por Hacienda, por lo tanto son las cuentas que más se conocen.

Los casos de corrupción que ha habido en España, han dañado la confianza en los partidos y en las instituciones; una confianza que tenemos la obligación moral de recuperar. Los partidos políticos hemos descubierto cómo personas bajo nuestras propias siglas despreciaban el comportamiento ético que debían mantener, y que se les presumía y se les exigía, y han pisoteado el  prestigio de la noble dedicación a la política con su forma de actuar.  El objetivo del Gobierno es de el de ser implacables contra la corrupción y al mismo tiempo frenar la desconfianza creciente de muchos ciudadanos hacia las instituciones, por ello se crearon en la X Legislatura nuevos instrumentos legales y penales que han permitido a la Justicia sacar a la luz y desenmascarar numerosos casos que hoy en día se están enjuiciando o investigando.

En materia de corrupción ningún partido político o puede presumir de ser infalible o pretender tener una superioridad autoridad moral sobre los otros. Basta apuntar, los presuntos casos de “crowdfunding” o microfinanciación colectiva para financiar a un determinado partido político, eludiendo algunos requisitos exigidos por ley, o la financiación por parte de países extranjeros al entorno de un partido. Tampoco está remitida la utilización de las asignaciones de los grupos municipales para la financiación de los partidos políticos a nivel nacional, el caso Gürtel, o recordar el presunto macrofraude de los ERE, o el caso del Palau o el 3%. Son sólo algunos ejemplos.

En nuestra petición de Comisiones de Investigación de todos, hemos presentado una recopilación de lo que ha sido la evolución de la legislación sobre la financiación de partidos políticos a lo largo de la historia democrática y cómo hoy en día se dice por los expertos que la reforma que hemos realizado es ambiciosa. Queremos que analizando las cuentas de todos los partidos políticos, podamos ver si es necesario cambiar nuestra legislación o no. Y no tenemos ningún miedo a que se investiguen nuestras cuentas, pero no a que se use políticamente esta comisión.

Las comisiones de investigación no pueden ser instrumentos contra otros grupos, sino que su fin tiene que ser que estas cosas no vuelvan a pasar, pero que no vuelvan a pasar en ningún partido político. Sin embargo, puede ocurrir que estos tres Partidos estén en contra de que se investigue también su financiación y no lo aprueben en el Congreso, (se estudiaría sin duda en el Senado), quizás algunos tengan miedo de que se conozca su financiación, aunque no deberían tenerlo, porque no hablamos del ámbito judicial, sino del parlamentario y político. Por lo tanto, tendrán que votar a favor o dar explicaciones a los ciudadanos de por qué quieren investigar la financiación de otros y la suya no.

De todas formas, creo que cuando los españoles tenemos tantos asuntos para mirar hacia el futuro, si finalmente toman la decisión de mirar para atrás y no hacia delante, tendrán que dar cuenta ante el conjunto de los ciudadanos. La irresponsabilidad será siempre más sancionada que la responsabilidad de aquellos que queremos mirar por el interés de España y del conjunto de los españoles.

Beatriz Escudero

Diputada del PP por Segovia