Pages Menu
Categories Menu

Editado Sep 11, 2015

Improvisación municipal con el cierre de la terminal de autobuses

Improvisación municipal con el cierre de la terminal de autobuses

Los problemas de tráfico se hubieran minimizado si se hubieran analizado alternativas. Se ha actuado sin tener en cuenta las consecuencias y tampoco se ha pensado en la accesibilidad a la hora de elegir el local para despachar los billetes

El Grupo Municipal Popular (GMP) lamenta las declaraciones de la alcaldesa de la ciudad, Clara Luquero, al señalar que los problemas de tráfico generados por el cierre de la terminal de autobuses “eran de esperar”. Una vez más, el equipo de gobierno socialista vuelve a apelar a la paciencia de los segovianos para intentar esconder su improvisada forma de proceder, ya que no sólo llevan meses sabiendo que había que cerrar la terminal sino que, además, ésta no es la primera vez que se clausura por obras.

Conociendo el flujo de tráfico de la zona, los problemas que acarrean las obras y siendo conscientes de que tarde o temprano se tenía que cerrar la terminal, se podrían haber pensado otras alternativas que, en base a experiencias anteriores, paliaran lo máximo posible las incomodidades; pero no ha sido así. Tal y como nos tiene acostumbrados, el Gobierno Municipal ha vuelto a actuar de forma improvisada y sin evaluar el impacto y las consecuencias que generan las medidas que toman”.

Por supuesto que lo ideal hubiera sido cerrar una sola vez la terminal de autobuses, pero no hay que olvidar que en estos momentos lo que se está haciendo es cumplir con una sentencia judicial que obliga al Ayuntamiento a retirar la marquesina construida de forma ilegal, algo que es consecuencia directa de la mala gestión, la cabezonería y la falta de diálogo con los vecinos afectados, por parte del Gobierno Municipal Socialista, que no sólo actuó de manera incorrecta al ejecutar la marquesina, sino que durante años, ha preferido ir a los tribunales antes que buscar una solución, lo que, además, ha generado un importante coste a la arcas municipales.

Precisamente, los populares han solicitado información sobre el importante total de los honorarios de los abogados que, en nombre del Ayuntamiento, se han encargado de los sucesivos pleitos mantenidos con los vecinos, así como de los costes judiciales de los mismos y el importe que supuso en su día la construcción de la marquesina.

Por otro lado, el Grupo Municipal Popular considera que no se ha tenido en cuenta algo tan importante como la accesibilidad a la hora de elegir el lugar para despachar los billetes. Aunque el local está cercano a la zona en donde los autobuses recogen y dejan a los viajeros, no hay que olvidar que existen personas con movilidad reducida, familias con carritos de niños y personas de edad avanzada, entre otros, para los que subir escaleras puede suponer un inconveniente.

Esto es una muestra más de como el Gobierno Municipal Socialista toma las decisiones sin analizar previamente todas las consecuencias.