Pages Menu
Categories Menu

Editado Ene 30, 2018

“Explicarse mejor”

“Explicarse mejor”

Artículo de Opinión de Luis Gómez de Montes, Vicesecretario Políticas Sectoriales, Estudios y Programas del PP de Segovia

Hace pocos días, en nuestra Comunidad se llevó a cabo una manifestación en defensa de la Sanidad Pública, con el lema “Nos duele la Sanidad”. Independientemente de las distintas valoraciones que de sus intenciones o resultados se puedan hacer, quien esto firma cree que siempre es un éxito que los ciudadanos de una sociedad libre, puedan manifestarse con la sana intención de conseguir cualquier tipo de mejora en aquello que creen y perciben como importante para ellos. En este caso para todos nosotros, la Sanidad Pública.

Parece una obviedad verbalizar la necesidad que en el mundo actual todos tenemos de explicarnos mejor. Así, el portavoz del Partido Popular de las Cortes de Castilla y León, expresaba ante la prensa, esa reflexión en el análisis que se le pedía sobre la referida manifestación.

Dando por buena y como “única” la idea de la defensa de la Sanidad Pública en nuestra comunidad por los convocantes, a mi juicio también hay que “explicarse mejor”.

En este sentido, algunos deberíamos ser capaces de explicar mejor lo que el pasado 1 de abril, en nuestro XIII Congreso Autonómico del Partido Popular de Castilla y León, se aprobó en su ponencia Social. Así en el capítulo XI: “SANIDAD. ATENCIÓN PERSONALIZADA, DE CALIDAD Y UNIVERSAL”, en su punto primero “Apostando por un Sistema Público Universal, de Calidad y Transparente”, dice su artículo 91:

El modelo de sistema sanitario por el que apuesta el Partido Popular de C y L es el de un sistema público, de acceso universal, de equidad y de calidad, en el que el eje fundamental sean las personas y en el que se trabaje en aras de lograr la obligada sostenibilidad que siga permitiendo mantener e incluso aumentar nuestra cartera de servicios”.

Tal vez la gestión sea mejorable, como cualquiera, pero a mi juicio es perfectamente defendible y la intención que sustenta esa gestión, una decidida apuesta por el sistema sanitario público, como arriba se refiere.

Por citar solo una, la primera de las “exigencias” que en el manifiesto se hacía, en lo que respecta a “la solicitud del presupuesto sanitario equivalente al del 2010”, en los presupuestos de 2018 se ven cifras algo mayores que entonces, lo que entiendo es difícil encuentre detractores entre la ciudadanía. Ahora bien, el hecho de que se dedique más dinero a la sanidad, ¡fetén también para el firmante!, no quiere decir que sea necesariamente porque se tienen más ingresos, sino que habitualmente es porque se priorizan más euros para la partida de sanidad, sobre otras posibles de responsabilidad autonómica y sin duda también importantes. Por este camino de priorización en Sanidad, se ha llegado a que prácticamente uno de cada dos euros que la Junta gasta, lo haga en Sanidad. En este contexto se me hace difícil sostener una intención diferente que la del fortalecimiento del sistema público de salud, por parte de quienes realizan los presupuestos, nuestro gobierno autonómico.

Otra afirmación, que se repite entre los convocantes de esta movilización, es la tendencia privatizadora como realidad en nuestra autonomía y en las intenciones de nuestros gobernantes. Afortunadamente, también para quien esto firma, esto no es así ni en intención, ni en realidad. Actualmente y según datos oficiales estatales, Castilla y León es la segunda Comunidad, después de Cantabria, que menos gasto destina a conciertos con entidades privadas.

El gran esfuerzo de ajustes en gastos que la administración ha propiciado, no ha impedido claras mejoras en algunos aspectos de las carteras de servicios de nuestra Sanidad, mejoras que disfrutamos todos como ciudadanos, sufriendo sobretodo estos ajustes, los profesionales.

Sí, ellos son los que asumieron una pérdida de poder adquisitivo como el resto de trabajadores, en algunos estamentos claramente mayor. Ellos han sido los que a través de una clara mejora en la eficiencia de su trabajo, han sostenido el actual nivel de nuestra Sanidad Pública. Por cierto Sanidad Pública de las mejor valoradas por los ciudadanos, a pesar de sus claras opciones de mejora, como en cualquier servicio público donde la especialización, crecimiento de tecnología, conocimiento, técnicas… corren a una velocidad difícil de asumir, tanto para el esfuerzo financiero que precisa, como para el esfuerzo personal de los profesionales.

Pronto hará 5 años de la firma entre la Junta de Castilla y León y 51 organizaciones profesionales de la sanidad, en la que se sellaba el compromiso con el modelo de sanidad pública de nuestra comunidad.

Según se nos dice y los marcadores económicos apuntan, lo peor, de la peor crisis vivida por la mayoría de nosotros, parece estar en su final. Muchos ciudadanos han pasado los peores años de sus vidas, propiciados por la brutalidad de la crisis, también con repercusiones en la sanidad. El Sistema Público de Salud, en Castilla y León se ha mantenido. El esfuerzo de sus profesionales ha sido capital para ello, sin duda la comprensión de los ciudadanos ha contribuido a entender ciertas disfunciones que han aparecido. Y por qué no decirlo, la clara decisión de quien entonces y ahora gobiernan nuestra comunidad, algo habrá tenido que ver en el mantenimiento de una Sanidad Pública de calidad.

No se trata pues, de echar carreras a ver quién ha hecho más. Tampoco de meter miedo a los ciudadanos con opiniones como la de alguna responsable socialista, acerca de la peligrosidad de ponerse enfermo en Castilla y León. Tal vez sería mejor, separar la sanidad de interesados enfrentamientos partidistas, ver qué más podemos hacer todos para mantener tan preciado servicio público, escuchar más a los ciudadanos, sin duda a los profesionales y por supuesto “explicarse mejor”.

Luis José Gómez De Montes

Vicesecretario Políticas Sectoriales, Estudios y Programas

Partido Popular de Segovia