Pages Menu
Categories Menu

Editado Mar 20, 2017

El PSOE tumba las reclamaciones vecinales al presupuesto y deja sin reurbanizar el eje Daoíz-Marqués del Arco

El PSOE tumba las reclamaciones vecinales al presupuesto y deja sin reurbanizar el eje Daoíz-Marqués del Arco

Es únicamente una cuestión de voluntad política y de saber gestionar los fondos con los que cuenta un Ayuntamiento y no vale la justificación de la alcaldesa de escudarse en que ya han finalizado los programas de rehabilitación.

Al no admitirse en el pleno extraordinario la reclamación a los presupuestos presentada por la Asociación de Vecinos del Recinto Amurallado (AVRAS) para acometer las obras de reurbanización del eje calle Daoíz-plaza de la Merced-calle Marqués del Arco, no hubo oportunidad de entrar a debatir el fondo del asunto, algo que hubiera sido necesario.

A nuestro juicio debería haberse admitido esta reclamación pues existen fundamentos suficientes para haberla considerado como un título legítimo, que es una de las causas que se establecen en la Ley para admitir las reclamaciones a un presupuesto. A esto se suman los constantes compromisos adquiridos por el equipo de gobierno para acometer estas obras y que a la vista de la situación, está claro que no han cumplido.

En el año 2009, el Ministerio de Fomento, la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Segovia firmaron un convenio en el que se recogía que se iban a invertir 8,6M€ en el ARCH de las Canonjías, de los que 2,4M€ se iban a destinar a la reurbanización. Cuando se dio por finalizada la primera etapa en el 2014, tan sólo se habían aplicado 2,1M€, de los que cerca de 690.000€ correspondían a la reurbanización.

Aquel año, se traspasaron 1.451.224 euros procedentes del presupuesto de los programas de rehabilitación a las obras de finalización del edificio CIDE del CAT, pero tanto la concejala de patrimonio como la alcaldesa señalaron que no se iba a dejar de hacer nada en ninguno de los barrios de San José y las Canonjías y que se iba a continuar con todos los trabajos previstos; incluso la propia alcaldesa señaló que tanto el ARI de San José como el ARCH de las Canonjías eran de absoluta prioridad para el equipo de gobierno. En 2015 y 2016 se presupuestaron para las obras de reurbanización de las calles de las Canonjías 313.342 euros y 427.507 euros, respectivamente, de los que no se aplicó ni un sólo euro y para este 2017 ni siquiera se ha incluido una partida.

Tanto por considerarlo “título legítimo” en virtud de que es una causa que está de acuerdo con la razón o con lo que se considera justo o razonable y por los compromisos adquiridos durante todos estos años, desde nuestro grupo consideramos, como ya hemos señalado, que hay motivos suficientes como para haber admitido la reclamación de AVRAS así como para entrar a debatir el fondo de la cuestión.

Y es que es necesario llevar a cabo el arreglo de la vía que conforman las calles Daoíz y el último tramo de Marqués del Arco y la plaza de la Merced puesto que se encuentra en muy mal estado. Las aceras no están bien, tampoco el firme de estas calles, las conducciones de agua están obsoletas y los cables cuelgan de las fachadas por tan sólo citar algunas cosas.

Desde luego no son buenas condiciones ni para los vecinos ni para los miles de turistas que diariamente transitan por estas calles puesto que es uno de los principales ejes turísticos de la ciudad. Además, tampoco hay que olvidar que las Canonjías es uno de los mejores conjuntos del románico civil que hay en España y el Canal del Acueducto discurre bajo esta zona, algo que debería tenerse en cuenta.

Por otro lado, nos parece lamentable que el grupo Ciudadanos culpara a los vecinos de que no se haya llevado a cabo este proyecto porque no se habían acogido a los programas de rehabilitación en su momento. Esto pone de manifiesto el profundo desconocimiento del funcionamiento de los ARCH y los ARUS de esta formación política ya que en la primera fase de los ARCH se acogieron un buen número de viviendas, número que descendió en la segunda pero aún así hubo 33 que sí se acogieron a estos programas de rehabilitación por las que según dicha normativa, se podía haber reclamado una ayuda por cada una de 2000 euros y no se hizo.

Al final es cuestión de voluntad política y el equipo de gobierno socialista ha demostrado no sólo que no cumple sus compromisos sino que tiene muy poco interés en acometer el arreglo de esta vía, de la que por cierto y según sus declaraciones, ya tienen el proyecto hecho.

Si se hubiese gestionado mejor el dinero público de los segovianos y en vez de tener que destinarlo al pago de sentencias judiciales se hubiese invertido en obras hoy la ciudad sería otra.