Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Editado Nov 14, 2018

El PP exige garantías al gobierno de Luquero para evitar un nuevo fiasco en el CAT

El PP exige garantías al gobierno de Luquero para evitar un nuevo fiasco en el CAT

Los populares no quieren que suceda lo que pasó con el anuncio de la llegada del Instituto de Danza Alicia Alonso que al final se quedó en nada, por eso piden garantías que den confianza a las empresas para que se queden en Segovia. Esperan que el gobierno municipal socialista responda y aclare dudas en la comisión extraordinaria que se celebrará el próximo 27 de noviembre.

El PP en el Ayuntamiento ha querido mostrar su satisfacción por el hecho de que después de 12 “tortuosos” años, como los ha calificado el concejal del PP, Darío Reques y más de 25 millones de euros, una empresa como INDRA haya mostrado su interés por instalarse en el edificio del CIDE del CAT, pero hasta aquí las “buenas noticias”, según el concejal popular ya que, a su juicio, “la ansiedad de Clara Luquero por dar un uso al CAT e intentar salvar el desastre que está suponiendo su gestión ha provocado que asistamos, de nuevo, a un juego de improvisación”.

Y eso es así, según Reques, porque, al margen del anuncio de su interés por instalarse en el CIDE, no se sabe ningún dato más.

“No sabemos nada sobre el plan de gestión, ni una sola palabra sobre la duración del acuerdo, ni sobre los metros cuadrados que utilizarán o que necesitan o sobre los costes de su instalación y quien los asumirá; tampoco sabemos los empleos directos e indirectos que se generarán. Más allá de la expresión de “rentabilidad social” que utilizó la alcaldesa, no conocemos mucho más”

El concejal popular se pregunta si esa  “rentabilidad social” es la misma que la de mantener cerrado el parking de José Zorrilla tras anunciar su apertura en varias ocasiones o la que se ha obtenido tras tener que pagar las sentencias millonarias derivadas de los pleitos perdidos.

“La rentabilidad que quieren nuestros vecinos es la rentabilidad de las realidades, saber cuántos empleos va a generar su llegada o cómo va a repercutir en la ciudad”.

Otro de los asuntos que sería necesario aclarar, según el concejal popular Juan Antonio Miranda, es el problema generado con los terrenos en donde se ubica el CAT. La reciente sentencia que obliga a expropiar una de las parcelas ha creado un panorama de incertidumbre al que hay que dar una solución, “estamos hablando de 168.000 m2 ocupados pero que no se han pagado”, señala el concejal popular.

Miranda ha recordado también que será difícil ejecutar los 500.000 euros previstos para este año para terminar el edificio, aunque supone que se hará todo en la primera mitad del 2019. Considera muy importante que las empresas interesadas conozcan cómo será el desarrollo de las obras, sepan cómo va ser el edificio, cómo estará el entorno o si se va a seguir desarrollando, entre otras cosas. “Entendemos que son cosas que a las empresas les importa”, señala el concejal popular para quien es fundamental darles una seguridad.

Juan Antonio Miranda ha insistido en que hay que tomar medidas para generar confianza y que las empresas que están interesadas en instalarse en el CIDE se queden de verdad.

“Es necesario hablar de la superficie, del precio del alquiler, de cómo van a ser las instalaciones, del personal que necesitan o del número de segovianos que podrían trabajar ahí. Hay que aclarar todas las incertidumbres y hacer lo posible para que, en agosto, pasadas las elecciones, INDRA esté ya instalada en el CIDE”.

En la misma línea ha hablado el concejal Darío Reques quien ha indicado que “el interés que muestran las empresas por instalarse en Segovia es exactamente proporcional al grado de improvisación y desinterés que tiene el equipo de gobierno socialista por proporcionar la información sobre los plazos y usos o sobre la seguridad jurídica necesaria para que las empresas realmente consideren Segovia como una apuesta de futuro”.

La formación popular espera obtener respuesta a todas estas preguntas en la comisión extraordinaria que solicitaron y que han convocado para el próximo día 27 de noviembre; de no ser así, consideran que estaríamos ante un nuevo ejercicio de improvisación y de ridículo como el que se vivió con el anuncio de la instalación del Instituto de danza Alicia Alonso, todo un fiasco, según sus palabras, que acabó quedándose en nada pero que supuso la salida de las arcas municipales de otros 120.000 euros.

Insiste Juan Antonio Miranda en que “nos hemos gastado más de 25 millones de dinero público en este faraónico proyecto que es CAT, olvidándose el gobierno municipal socialista de las necesidades de nuestros barrios, de que en la ciudad de Segovia hay más de 50.000m2 de edificios vacíos o de las empresas que ya estaban en nuestra ciudad o de los polígonos industriales en los que no se ha hecho prácticamente nada, por eso queremos garantías y respuestas que den confianza a las empresas para que se queden aquí”.

Para el concejal Darío Reques “el gobierno de Clara Luquero tiene una oportunidad extraordinaria el próximo día 27 para aclarar todas las dudas y despejar todas las incógnitas, de no ser así, estarían volviendo a engañar a los segovianos”.