Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Editado Ene 22, 2018

El PP en el Ayuntamiento pide a la alcaldesa que de la cara y responda a las críticas planteadas por los conductores de los autobuses

El PP en el Ayuntamiento pide a la alcaldesa que de la cara y responda a las críticas planteadas por los conductores de los autobuses

Es inadmisible que la alcaldesa consienta el deterioro en el servicio de autobuses y siga mirando para otro lado, en un claro afán de medir los plazos para que los autobuses nuevos estén lo más próximos a las elecciones. Los populares exigen que los socialistas atiendan de una vez las necesidades de la ciudad, se organicen, empiecen a trabajar y dejen de actuar en clave electoral.

Hace apenas una semana los conductores del servicio del transporte público denunciaban el deficiente estado de los autobuses y ponían de manifiesto que “no debería salir a circular más de la mitad de la flota”, algo absolutamente preocupante. Pero todavía lo es más que la alcaldesa de Segovia quisiera zanjar el asunto diciendo que “se hacen revisiones mecánicas y de mantenimiento”, lo que demuestra su desconocimiento del tema y su falta de interés por un servicio fundamental para nuestros vecinos.

Si quienes trabajan todos los días con los autobuses están denunciando el mal estado de los vehículos por algo será y lo menos que debería hacer la alcaldesa es escucharles, ponerse a trabajar y buscar una solución”, indican desde el PP en el Ayuntamiento.

Los populares llevan meses incidiendo en la importancia de incrementar las revisiones y el mantenimiento de los vehículos ya que el contrato lleva prorrogado desde hace casi dos años y los vehículos continúan deteriorándose.

“Si el PSOE en el Ayuntamiento hubiese hecho bien su trabajo, hoy estarían circulando autobuses nuevos por Segovia; pero su incapacidad a la hora de sacar adelante en tiempo y forma el nuevo contrato del transporte urbano ha hecho que lo que tengamos sean constantes averías y quejas de los ciudadanos; además han demostrado muy poco interés por todo lo que rodea al transporte porque ni siquiera han sido capaces de hacer algo tan sencillo como actualizar la información desfasada en las paradas o limpiar las marquesinas”

La tramitación de este contrato, uno de los más importantes que se gestionan en un Ayuntamiento, debería haber comenzado, como mínimo, un año antes de su vencimiento, según indican los populares. Sin embargo, los socialistas más preocupados por las elecciones del 2015 que por gestionar la ciudad, se olvidaron de ello y comenzaron meses más tarde, acumulando un retraso tras otro, actuando de manera improvisada, dando plazos y fechas la alcaldesa que nunca ha cumplido y con constantes contradicciones en sus declaraciones, lo que deja sobre la mesa un proceso caótico, de dudosa transparencia y la clara intención electoralista del PSOE al frente del Ayuntamiento pues Segovia tendrá autobuses nuevos muy cerca de las próximas elecciones.

Concluyen los populares diciendo que hasta que se vean las mejoras, el servicio tiene que cuidarse y prestarse en unas determinadas condiciones y es el Ayuntamiento, como último responsable, el que debe vigilar y supervisar que sea así. De no hacerlo lo único que estarían demostrando los socialistas es su falta de interés por algo tan necesario para nuestros vecinos como es el transporte público, no prestando el servicio adecuado que se merecen nuestros barrios.

Para comprobar si se ha supervisado el contrato durante estos años, desde el PP en el Ayuntamiento han preguntado por el número de requerimientos o apercibimientos que se han realizado a la actual empresa adjudicataria del transporte urbano en base a las quejas presentadas así como por posible incumplimiento de las condiciones del contrato; además, han solicitado copia de los informes de seguimiento del mismo desde que se adjudicó el servicio hasta ahora y preguntado por el número de averías registradas en el total de los vehículos de la flota en el último año.