Pages Menu
Categories Menu

Editado Ene 22, 2020

El PP en el Ayuntamiento lanza la campaña #atrapalamancha hasta la entrada en vigor del nuevo contrato de limpieza caducado desde abril de 2018

El PP en el Ayuntamiento lanza la campaña #atrapalamancha hasta la entrada en vigor del nuevo contrato de limpieza caducado desde abril de 2018

Los populares critican la larga tramitación del proceso para adjudicar el nuevo contrato de limpieza y recogida de basura, una demora que se traduce en la pérdida diaria de la calidad del servicio y en las malas condiciones de los empleados para poder desempeñar su trabajo.

Ante las constantes quejas que reciben de los  ciudadanos y cansados del retraso y de la falta de información sobre el estado en el que se encuentra la tramitación del proceso para adjudicar el nuevo servicio de limpieza y recogida de basuras, el PP en el Ayuntamiento ha decidido tomar cartas en el asunto y ha presentado una campaña centrada en la limpieza de la ciudad.

Bajo el título #atrapalamancha, los populares invitan a todos los vecinos de Segovia a que les envíen fotos a través de sus redes sociales, relacionadas con la falta de limpieza; imágenes que, además, harán llegar al propio Ayuntamiento.

“Esta campaña surge de una evidencia, de una reclamación social, de las quejas de los propios ciudadanos que se han acercado a nosotros y nos han dicho que Segovia está sucia”,

El portavoz popular, Pablo Pérez, ha hablado de calles con manchas, problemas con excrementos de perros y de pájaros, contenedores sucios, pintadas, falta de control en algunas zonas en donde se da de comer a los gatos e incluso de vertederos incontrolados en zonas periféricas de la ciudad.

“No hace falta más que darse una vuelta para ver cómo se encuentra la ciudad; algo que no parece que hagan los concejales socialistas”, afirma Pérez.

La bancada popular achaca esta falta de limpieza al retraso en la tramitación para renovar el contrato del servicio de limpieza y recogida de residuos, vencido en el mes de abril del 2018, lo que ha llevado, según el portavoz del principal grupo de la oposición, a la pérdida diaria de calidad en un servicio necesario e imprescindible para una ciudad puesto que “estamos hablando de limpieza, salud e higiene”.

En este punto, Pablo Pérez ha ensalzado la labor de los empleados del servicio, ya que están trabajando con una maquinaria obsoleta y, a su juicio, en pésimas condiciones. En este sentido, ha recordado que, precisamente por la obsolescencia de los vehículos y el material, el comité de salud laboral, se ha desentendido del servicio, algo bastante preocupante en opinión del portavoz de los populares.

“Entendemos que el Ayuntamiento quiera mirar hasta el último detalle en el contrato de mayor cuantía para el consistorio – 6 millones de euros anuales– y uno de los más importantes para la buena marcha de la ciudad, junto con el contrato del transporte público, pero creemos que se está demorando demasiado su tramitación”.

El portavoz popular ha afirmado que es el único caso en toda España en el que el pliego se está tardando en resolver más de un año, cuando la media está en 2 o 3 meses.

”La incapacidad del gobierno municipal para resolver el contrato en un tiempo prudencial está acarreando consecuencias negativas para la ciudad, para los vecinos y para los propios trabajadores”.

A Pablo Pérez le gustaría ser optimista y pensar que el contrato estará resuelto y firmado este año 2020; pero la experiencia con la gestión del gobierno socialista y el estar inmersos en una tercera prórroga del servicio, con una duración de 9 meses, hacen, según ha indicado, que los augurios para su resolución no sean muy buenos en el corto plazo.

Eso sí, los populares serán exigentes con el tema y recordarán al gobierno de Clara Luquero cada día con esta campaña, que es necesario que el contrato se resuelva cuanto antes porque traerá consigo la mejora del servicio, de las condiciones de los empleados y que Segovia vuelva a ser una ciudad limpia.

“Segovia es guapa por sí misma, pero limpia, en estos momentos no, porque el gobierno municipal no asume su responsabilidad y está tardando demasiado en renovar el contrato”.

Pablo Pérez ha animado a todos los vecinos de Segovia a participar en #atrapalamancha, una campaña sencilla y fruto de la necesidad, según sus palabras, que durará hasta que vean circular los nuevos vehículos y el nuevo servicio esté ya en marcha.

“No se puede gobernar de boquilla. Queremos realidades para cambiar las imágenes negativas por unas imágenes más amables y una ciudad realmente limpia. Nuestra campaña durará el tiempo que tarde el gobierno municipal en adjudicar el contrato; aunque prevemos que se va a alargar en el tiempo más de lo que nos gustaría”.