Pages Menu
Categories Menu

Editado Oct 15, 2017

El PP en el Ayuntamiento exige a la alcaldesa que asuma responsabilidades y tome medidas ante los continuos reveses judiciales en los procesos selectivos

El PP en el Ayuntamiento exige a la alcaldesa que asuma responsabilidades y tome medidas ante los continuos reveses judiciales en los procesos selectivos

No es normal que los juzgados cuestionen los procesos selectivos más importantes que se han puesto en marcha últimamente en el Ayuntamiento de Segovia

No hay año en el que no se hable de varapalos y reveses judiciales para el Ayuntamiento. Si en el 2016 hablábamos de sentencias perdidas por la deficiente gestión socialista que han supuesto una merma importantísima para las arcas municipales, en este 2017 son los procesos selectivos de personal los que están poniendo en tela de juicio la gestión municipal, algo que consideramos muy preocupante desde el PP en el Ayuntamiento.

Primero fue la oposición de la plaza de Coordinador Cultural, obligada a repetirse por falta de rigor en los criterios; más tarde todos los grupos políticos en la oposición en bloque cuestionamos y vetamos el procedimiento elegido para cubrir la plaza de interventor y hace unas semanas otra sentencia obligaba a repetir la prueba psicotécnica a dos de los aspirantes a policía local, dejando en el aire por tanto la resolución del proceso selectivo, tras el cual tres personas tomaron posesión de su plaza. Ahora, una nueva sentencia obliga a volver a evaluar el ejercicio práctico de las oposiciones de bombero-conductor a todos los aspirantes.

Lo que está sucediendo en el Ayuntamiento de Segovia no es normal, señala la portavoz del PP en el Ayuntamiento, Raquel Fernández. Una cosa es que se cuestione un proceso de oposición como algo puntual, pero cuando esto es reiterado y se recurren y se pierden todos los procedimientos en los juzgados, está claro que algo no se está haciendo bien.

Tampoco es normal que la alcaldesa, Clara Luquero eluda su responsabilidad como ha venido haciendo en sus declaraciones, aludiendo a que “es una lotería”, pues es la máxima responsable del Ayuntamiento y no sólo debe conocer todos los detalles de lo que sucede en todos los departamentos del consistorio, sino exigir garantías y rigor en cualquier procedimiento. Más si cabe en los referentes a personas y puestos de trabajo. Debería, como mínimo, manifestar algo de preocupación y hacer un análisis interno para depurar responsabilidades porque no es lógico que todos los procesos selectivos sean cuestionados por los propios opositores. ¿Qué imagen estamos dando de cara al exterior y a todas aquellas personas que quieran venir a Segovia a trabajar? Desde luego ni seria, ni buena, más bien lo que se está proyectando es una imagen nefasta de la ciudad.

Pero no es una cuestión de imagen. Se trata de una cuestión de gestión, y en este sentido la alcaldesa y su equipo no están haciendo nada al respecto. Simplemente se resignan a acatar las sentencias, cuando lo que deben realizar, insistimos, es un análisis interno y tratar de ver dónde está el problema que, a la vista de los acontecimientos, está claro que existe. Basta ya de eludir responsabilidades.