Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Editado Ago 1, 2018

El PP en el Ayuntamiento denuncia las malas condiciones del autobús de la línea 9, la única que presta servicio en el Casco Histórico, y pide su sustitución

El PP en el Ayuntamiento denuncia las malas condiciones del autobús de la línea 9, la única que presta servicio en el Casco Histórico, y pide su sustitución

No funciona ninguno de los sistemas que permiten acceder al vehículo con normalidad, lo que ha provocado las quejas de los usuarios. Los populares piden a Clara Luquero que o bien se tomen medidas urgentes para arreglar estos mecanismos o se sustituya el vehículo por otro que esté en perfectas condiciones y pueda ser utilizado por cualquier persona.

El PP en el Ayuntamiento lleva insistiendo desde hace semanas en el mal planteamiento de la línea 9, la única que el gobierno municipal socialista ha dejado operativa para poder acceder al Casco Histórico. No sólo no cubre las necesidades de los posibles usuarios, sino que ahora se suman, además, las malas condiciones del vehículo que presta servicio en esta línea.

Los concejales populares han comprobado que no funciona ni la rampa de acceso, ni el sistema de inclinación, es decir, los dos mecanismos que permiten acceder con normalidad al autobús, lo que está motivando las quejas de quienes lo utilizan.

“Si ya era difícil que los ciudadanos utilizaran esta línea por las propias condiciones de la misma, ahora lo es aún más, lo que deja todavía más incomunicados a los vecinos del Recinto Amurallado. Las personas con movilidad reducida no pueden ni plantearse subir en este autobús y para las personas mayores, con carritos de niños o con maletas, por ejemplo, en el caso de los turistas, es complicado. Así, es lógico, que la línea no funcione y si el gobierno socialista no hace algo, nunca va a funcionar”, señalan desde la formación popular.

Para el principal grupo de la oposición, este hecho es un síntoma más por un lado de la dejadez y la falta de interés del gobierno de Clara Luquero en hacer un seguimiento de un servicio público que lleva dos años prorrogado y en continuo deterioro y por otro de la falta de previsión de medidas efectivas para dar solución a los problemas o los cambios generados por las obras de la calle San Juan, lo que se traduce en su falta de eficacia a la hora de gestionar.

En opinión de los populares, el autobús que cubre en estos momentos la línea 9 no es el idóneo para ello, cuando les consta que existen vehículos en el mercado que sí podrían adaptarse a las especiales características de esta línea.

Por ello piden al gobierno de Clara Luquero que o bien tomen, de manera urgente, las medidas oportunas para arreglar los mecanismos de accesibilidad o sustituyan el autobús actual por otro vehículo que esté en perfectas condiciones y pueda ser utilizado por cualquier persona.

No nos sirve la excusa de Clara Luquero de que cualquier cambio, supone una modificación en el contrato y eso se traduce en dinero. El transporte es un servicio público de los más necesarios y utilizados por nuestros vecinos y no sólo debe prestarse en unas condiciones dignas, sino que tiene que poder ser accesible para todos”, señalan con contundencia desde el grupo popular.

La formación liderada por Raquel Fernández considera que, si hay dinero para el CAT, para el pago de sentencias en contra o para actos culturales en los que no se cuestiona su presupuesto, también debería haberlo para cuidar un servicio público como es el transporte y en esto no se tendría que dudar, al contrario, debería ser una prioridad; aunque a la vista de los hechos, a juicio de los populares, está claro dónde tiene puestas sus prioridades el gobierno de Clara Luquero.

Los populares insisten e invitan tanto a Clara Luquero como a sus concejales socialistas a que utilicen el transporte público y en este caso la línea 9, para que comprueben por ellos mismos el origen de las quejas de los usuarios, no eludan su responsabilidad y tomen medidas para solucionar los problemas.