Pages Menu
Categories Menu

Editado Mar 17, 2016

El GMP vuelve a pedir rigor y consenso en la tramitación de los expedientes de cambio de los nombres de las calles

El GMP vuelve a pedir rigor y consenso en la tramitación de los expedientes de cambio de los nombres de las calles

Aún siendo conscientes de que la Ley de Memoria Histórica hay que cumplirla, desde el GMP consideramos que hay otros temas más prioritarios en relación a las calles, como puede ser su propio arreglo y reparación, una demanda común en todos los barrios de la ciudad.

El Grupo Municipal Popular (GMP) es consciente de que la conocida como Ley de Memoria Histórica hay que cumplirla y al mismo tiempo considera que es un tema sensible y muy delicado, por lo que pide rigor y sentido común a la hora de tramitar los expedientes con el fin de evitar incurrir en posibles irregularidades que puedan generar futuros problemas.

Somos partidarios de una búsqueda de consenso que conjugue el dar cumplimiento a la citada Ley y que minimice lo máximo posible los trastornos que estos cambios de nombre en las calles van a generar a los ciudadanos, ya que, diga lo que diga el Gobierno Municipal Socialista, estas modificaciones están generando muchas dudas y van a traer consigo algunos inconvenientes, incluso económicos, que tendrán que afrontar los afectados.

Y ese rigor en la tramitación de los expedientes pasa por cumplir con los parámetros que establece la propia Ley de Memoria Histórica y que, entre otras cosas, determinan si una vía está afectada por la misma, así como por aplicar, en los casos que sea pertinente, el Reglamento de Honores y Distinciones del Ayuntamiento y la Ordenanza Reguladora de la Denominación y rotulación de vías públicas, recientemente aprobada.

Por otro lado, queremos poner de manifiesto el agravio comparativo entre unos barrios y otros a la hora de buscar la opinión y el consenso de los vecinos, algo que no nos ha gustado, pues mientras en unos barrios se ha enviado una encuesta y se ha dado un tiempo determinado para contestar, en otros se han vuelto a reunir con los vecinos para presentar la propuesta definitiva y escuchar sus opiniones al respecto. Desde el GMP tenemos claro que todos los barrios deben ser tratados de la misma manera pues todos los vecinos, independientemente de donde vivan, tienen la misma importancia.

Por último, aún siendo conscientes de que la ley hay que cumplirla -por cierto, una ley que se aprobó y entró en vigor en el año 2007, es decir, hace casi 10 años-, compartimos el sentir mayoritario de los vecinos de Segovia de que hay temas más prioritarios en relación a las calles como puede ser el arreglo de las mismas, la mejora de las aceras por las que diariamente transitan muchas personas o la propia iluminación, por tan sólo citar algunas cosas, demandas comunes en todos los barrios de la ciudad.