Pages Menu
Categories Menu

Editado Ene 23, 2017

El GMP mantiene sus dudas sobre las obras de la Estación de Autobuses por los problemas y retrasos

El GMP mantiene sus dudas sobre las obras de la Estación de Autobuses por los problemas y retrasos

Nos gustaría saber cuáles son los problemas reales de las obras de la estación de autobuses pues una cosa son los retrasos ocasionados por causas que no se pueden prever y otra bien distinta los que aparecen en la ejecución de un proyecto ya aprobado y que debe incluir todos los cálculos y estudios previos.

Al final, el tiempo nos ha dado la razón y la Estación de Autobuses no sólo no se ha abierto en la fecha que aseguró y de forma taxativa la alcaldesa, Clara Luquero, sino que, además, han aparecido problemas en la ejecución del proyecto que demorarán aún más esa apertura.

Somos conscientes de que en toda obra pueden aparecer problemas que retrasen su finalización y que no se pueden prever, como es el caso de las inclemencias meteorológicas, pero lo que no entendemos es que ese retraso, y en el último momento, venga motivado por problemas en algo tan fundamental como son los anclajes de la estructura, aspecto éste que debía estar definido, estudiado, controlado y calculado en el proyecto aprobado y contratado por el Gobierno Municipal Socialista.

Al Grupo Municipal Popular (GMP) nos gustaría saber cómo se han hecho los cálculos empíricos para comprobar el correcto funcionamiento de los materiales y su resistencia y a qué se refieren con los mismos y no llegamos a comprender cómo se están realizando los ensayos para certificar esos cálculos, sobre una infraestructura con daños estructurales que deben repararse y que se hará durante el próximo año, como así lo refleja una partida de 200.000 euros incluida en el presupuesto.

Desde un principio ya manifestamos nuestras dudas sobre el proyecto y señalamos que se deberían haber tenido en cuenta otras opciones. Seguimos pensando que no es necesario cubrir toda la campa y que puede prescindirse del cubrimiento de la parte central, que es la que cuenta con mayor altura y únicamente sirve para la circulación de los vehículos; esto traería consigo una serie de ventajas entre ellas la mejora de la ventilación y la reducción de posibles problemas estructurales en los pilares del sótano así como del impacto visual y del coste de la obra.

A nuestras dudas hay que sumar el malestar de los vecinos tanto por la impermeabilización llevada a cabo en la campa, como por la obra en general, que califican de “chapuza”.

Por todo ello pedimos al Gobierno Municipal Socialista que nos explique a todos los segovianos cuáles son los problemas reales de las obras de la estación de autobuses puesto que es un proyecto que afecta a muchas personas, que supone una inversión importante y que debe ejecutarse con todas las garantías.

No se pueden hacer “experimentos” con el dinero de los segovianos y los proyectos que se aprueben no sólo deben estar bien elaborados y con todos los cabos bien atados sino que además debe supervisarse su ejecución con el fin de evitar problemas como los que acaban de aparecer en las obras de remodelación de la Estación de Autobuses, unas obras que no sabemos cuando van a finalizar, o como los que aparecieron en las obras recién acabadas de la Avenida de la Constitución.