Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Editado Nov 29, 2018

El CAT vuelve a la casilla de salida

El CAT vuelve a la casilla de salida

En estos momentos no existe ningún acuerdo o preacuerdo con ninguna empresa para instalarse en el edificio de emprendedores.

“Después de la comisión extraordinaria celebrada esta semana, podemos afirmar con rotundidad que en lo que se refiere al CAT volvemos a la casilla de salida, es decir, no hay ningún dato. De hecho, no sé si es correcto decir que se vuelve a la casilla de salida porque creo que nunca hemos llegado a salir de ella ya que no hay ningún tipo de plan”.

Así de tajante ha sido el concejal del PP en el Ayuntamiento Darío Reques al hablar del resultado de la comisión extraordinaria que los populares habían solicitado para conocer los detalles del Plan de gestión y las empresas que estaban interesadas en instalarse en el edificio del CIDE.

El concejal popular ha puesto de manifiesto que han podido confirmar que, en estos momentos, no existe ningún tipo de acuerdo, preacuerdo o convenio con ninguna empresa para instalarse en el CAT. Entienden que el interés que suscita es notorio y reconocen que todos quieren dar un uso al único edificio construido pero cuando no hay ningún dato o detalle de cómo se va a gestionar, ni un plan de viabilidad, ni un planeamiento interior ni exterior del propio edificio, es normal, en opinión de la formación popular, que salten las alarmas.

Para Darío Reques es importante saber en qué condiciones vienen las empresas puesto que habrá que dar facilidades para que el CIDE funcione.

“A día de hoy no tenemos ningún dato y no podemos valorar nada porque ni siquiera hay un acuerdo firmado”

El concejal popular ha vuelto a reiterar que su formación está muy contenta de que, después de 12 años, Minsait, la filial de una empresa como INDRA, haya mostrado interés en instalarse en el edificio de emprendedores, pero “fuera de este interés manifestado en una rueda de prensa, no tenemos nada más”. Por tanto, consideran lógico exigir responsabilidades al equipo de gobierno socialista, así como pedir que se informe a los segovianos con claridad para evitar el fiasco que supuso la posible llegada del Instituto de Danza Alicia Alonso en donde se vivieron circunstancias muy parecidas y que al final quedó en nada.

“Todas las empresas están esperando que se termine el edificio para ver qué pueden hacer y cómo podrían instalarse, pero si ni siquiera se ha ejecutado lo correspondiente a este año para comenzar las obras, volvemos a repetirlo, es normal que salten las alarmas”, afirma Darío Reques.

Precisamente los 500.000 euros del CAT previstos para el 2018 es una de las partidas que no se han ejecutado del actual presupuesto, un presupuesto que de prorrogarse, tal y como ha dicho la alcaldesa Clara Luquero, supondría continuar con el estancamiento que tiene la ciudad de Segovia, según ha comentado la viceportavoz popular Azucena Suárez, así como la paralización de posibles proyectos, quedando en el aire partidas significativas como la prevista destinar a los presupuestos participativos o la inversión para concluir el edificio del CIDE, los que les lleva a pensar que a finales de verano sería difícil tener concluido el edificio y listo para que lo ocupe Minsait.

Suárez ha señalado que, aunque el portavoz socialista les ha manifestado su intención de dar a conocer a los grupos políticos el borrador del presupuesto, a día de hoy, no hay ningún documento que les permita hablar de ello, pero sí consideran importante hacer un primer análisis del grado de ejecución del presupuesto y del cumplimiento de los compromisos del PSOE con los ciudadanos, y “lamentablemente, es bastante escaso”, según indica la viceportavoz popular.

El principal grupo de la oposición ha recordado que la inversión inicial prevista para 2018 era de 5,95 millones de euros, cantidad que aumentó a los 8,71 millones gracias a la incorporación en el mes de octubre de los remanentes de tesorería. Según los datos analizados por los populares, a 31 de octubre de 2018, tan sólo se han ejecutado 3,9 millones de euros, quedando pendiente de ejecución 4,76 millones; de esos casi 4 millones de euros ejecutados, 3,2 millones corresponden al pago de las sentencias en contra del Ayuntamiento, consecuencia de los errores de gestión socialista.

“Si quitamos esos 3,2 millones de euros, en realidad podemos decir que las inversiones en la ciudad a 31 de octubre son escasamente de 700.000 euros”, afirma Azucena Suárez.

Según los datos que manejan los populares, los principales incumplimientos se centran en el arreglo de vías urbanas en donde tan sólo se habían invertido en los primeros 10 meses del año 361.000 euros de los 2.210.034 euros previstos, en accesibilidad y eliminación de barreras arquitectónicas, en donde sólo se habían aplicado 10.800 euros de los 200.000 previstos, lo que significa que “queda todo el trabajo por hacer en este sentido”, según la viceportavoz popular, “cuando la inversión en accesibilidad debería ser una de las principales prioridades que debía tener el equipo de gobierno para la ciudad de Segovia”.

Tampoco se han gastado prácticamente nada en la red de abastecimiento y en saneamiento en donde habían previsto alrededor de un millón de euros y a 31 de octubre sólo se habían invertido 38.374€ en el primer caso y 24.243€ en el segundo.

“El escaso grado de ejecución del presupuesto demuestra que el equipo de Luquero vende humo. Estamos a finales de año y lo que les pedimos es que se pongan las pilas y piensen en las necesidades que tiene Segovia”, concluye la viceportavoz popular.