Pages Menu
Categories Menu

Editado May 19, 2017

El CAT: fracaso tras fracaso

El CAT: fracaso tras fracaso

  • Recién aprobados los presupuestos, el equipo de gobierno socialista ya renuncia a su principal inversión, los 350.000€ para seguir acondicionando el edificio del CIDE, que a día de hoy y después de 10 años con el proyecto en marcha, continúa sin conocerse cuál va a ser su destino. No se puede gestionar un proyecto a golpe de ocurrencias, sin ninguna garantía porque al final las consecuencias las acaban pagando los segovianos y la ciudad.

Ya lo decíamos hace unas semanas, el equipo de gobierno socialista ha convertido el CAT en una pesada losa para los segovianos, losa que les será muy difícil quitar y que está afectando directamente a las inversiones y necesidades reales de la ciudad.

Y es que no hacen más que sumar fracaso tras fracaso en el que era su proyecto estrella, el de mayor inversión en la historia del consistorio y para el que a día de hoy siguen sin tener un futuro cierto. No saben qué hacer con él, está claro que no tienen un proyecto y eso les está llevando a gestionar a golpe de ocurrencias que cuestan mucho dinero.

Sólo en el proyecto para adaptar el edificio del CIDE, único construido de los varios proyectados, a las necesidades del Instituto de Danza Alicia Alonso gastaron la nada desdeñable cantidad de 112.000€, dinero tirado pues tal y como anunció la propia alcaldesa Clara Luquero la semana pasada, la Universidad Rey Juan Carlos no ocupará el edificio. Primó la foto por encima de las garantías de tener atado un proyecto y eso ha tenido sus consecuencias.

Ahora reconoce que no habrá tiempo este año para licitar las obras del CIDE proyectadas para este ejercicio y lo hace a mediados de mayo, tan sólo dos meses después de aprobar los presupuestos. La pregunta que nos hacemos es ¿cómo evalúa las necesidades de Segovia el gobierno que dirige Clara Luquero si la inversión más importante contemplada para este año es rechazada con los presupuestos recién aprobados?

Cada compromiso que adquiere el gobierno municipal socialista se convierte en un incumplimiento y nadie asume responsabilidades. La puesta en marcha del nuevo contrato para el transporte urbano se va a retrasar dos años, seguimos sin un planeamiento urbanístico tan necesario como el PEAHIS, muchas de nuestras calles están en un estado lamentable, hay que continuar renovando las redes de abastecimiento e invirtiendo en mejorar la calidad del agua así como en adecentar nuestros polígonos, entre otras muchas cosas. Hace unos días renuncian al arreglo de la Calle San Juan y ahora parece que encabeza su lista de necesidades.

Eso sí, coincidimos en que hay unas necesidades por encima de otras, pero para establecer esas necesidades es fundamental priorizar en base a una planificación, con unos objetivos definidos y midiendo los tiempos, así como con unas garantías. Lamentablemente algo que no parece saber hacer el gobierno socialista incapaz de hacer autocrítica y de reconocer sus errores.