Pages Menu
Categories Menu

Editado Jul 15, 2016

CAT: un proyecto faraónico que no termina de ver la luz y que sigue haciendo perder dinero a los segovianos

CAT: un proyecto faraónico que no termina de ver la luz y que sigue haciendo perder dinero a los segovianos

La devolución de casi 11M€ de la subvención y el préstamo para el Centro de Desarrollo e Innovación Empresarial (CIDE) del CAT confirma la mala gestión realizada por el gobierno municipal socialista, único culpable de lo sucedido.

El CAT nació como el proyecto estrella del gobierno socialista en Segovia y a la vista de las últimas noticias parece que se está convirtiendo en un proyecto estrellado.

Independientemente de los futuribles, lo que hasta ahora conocemos del CAT es que no tiene garantía alguna de futuro, y que nos toca devolver de manera inmediata al Ministerio de Industria 11 millones de euros por no finalizar las obras del CIDE a tiempo, algo de lo que ya advirtió el PP en el Ayuntamiento en repetidas ocasiones, incluso antes de que expirasen todos los plazos, si bien, a la vista está, nunca se tuvo en cuenta nuestra opinión. De los 11M€ citados, 1,4M€ corresponden a una subvención, es decir: que en su momento el Ministerio se lo otorgó al Ayuntamiento de Segovia sin intención de que este se lo devolviera, a no ser que no se cumpliera con lo pactado.

Eso es exactamente lo que ha sucedido: el Ayuntamiento no cumplió lo pactado, incumpliendo los plazos, por lo que los culpables no hay que buscarlos fuera, como siempre hace el equipo que ahora lidera Clara Luquero. Si el gobierno municipal socialista hubiera gestionado correctamente el proyecto no estaríamos en la situación en la que nos encontramos.

El Ayuntamiento de Segovia firmó con el Ministerio de Industria en 2009, comprometiéndose a finalizar el edificio de emprendedores (CIDE) en diciembre del año 2011. No obstante, las obras comenzaron en mayo de ese mismo año 2011, dos años más tarde de la fecha prevista en un principio. Este retraso en el inicio, del que es único responsable el gobierno municipal socialista, es el verdadero motivo de no finalizar en plazo las obras, nada que ver, por tanto, con la situación de la empresa Volconsa.

Ya con el gobierno central en manos del Partido Popular, desde el Ministerio de Industria se dieron facilidades para poder finalizar el proyecto, ampliando el plazo de ejecución hasta en dos ocasiones, primero hasta diciembre de 2012 y luego hasta el 30 de junio de 2013. Sobra decir que los plazos que no se cumplieron.

Así que basta ya de echar las culpas a otros. En este caso la responsabilidad es única del gobierno municipal socialista que no ha sabido gestionar y administrar correctamente un proyecto faraónico y desproporcionado, en el que se llevan invertidos más de 10M€.

Nos molesta escuchar a la alcaldesa de Segovia sacar pecho de su gestión cuando la realidad es que la inoperancia del gobierno socialista que no ha cumplido los plazos marcados para la construcción del Edificio de Emprendedores, hace que tengamos que desembolsar en breve cerca de 11M€, de los que, insistimos, no se contaba con 1,4 millones.

A mayores hay que indicar que el CIDE nos cuesta, de momento, anualmente en mantenimiento más de 400.000€, que para terminarlo se ha tenido que recurrir a fondos propios (que lógicamente no se invierten en otras cosas) y que seguimos sin un compromiso firmado que nos garantice la instalación en el mismo del Instituto de Danza “Alicia Alonso”.

Queremos hacer una llamada de atención sobre la mala gestión realizada estos años por el gobierno municipal socialista que no hace más que sumar varapalo tras varapalo los últimos meses, pues ahora son cerca de 11 millones de euros los que saldrán de las arcas municipales para el CAT, que se sumarán a los más de 5,6M€ que se tendrá que pagar por la expropiación de la parcela donde se construirá el Instituto de San Lorenzo más los intereses (cantidad ésta que desconocemos), los 1,3M€ por las expropiaciones de Jerónimo Aliaga, los casi 1,1M€ de la ocupación de la calle Soldado Español, los más de 300.000€ que nos ha costado todo el proceso de retirada de la marquesina de la estación de autobuses y los 6M€ de la expropiación del talud de Padre Claret y todavía estamos pendientes de saber qué es lo que va a ocurrir con el proceso abierto con la empresa que gestionaba el aparcamiento de José Zorrilla, que reclama no menos de 10M€.

Desde luego es para preocuparse ¿no creen?.