Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Editado Nov 29, 2017

El PP en el Ayuntamiento denuncia que el pliego del transporte público no garantiza la libre concurrencia

El PP en el Ayuntamiento denuncia que el pliego del transporte público no garantiza la libre concurrencia

De prosperar el recurso presentado por la Asociación Española de Carroceros en relación a la cláusula del pliego en la que se exige que los vehículos sean de construcción integral, se sumaría un nuevo retraso en el ya largo proceso de adjudicación.

Si el gobierno municipal socialista hubiera gestionado bien el nuevo contrato del transporte público, en tiempo y forma, hoy tendríamos los nuevos autobuses circulando, pero como, lamentablemente, no ha sido así, el pliego de condiciones se tiene que llevar de nuevo al próximo pleno para resolver los errores detectados por las empresas del sector, unos errores que podrían haberse evitado si la meticulosidad que exige ahora la alcaldesa la hubiera exigido desde un principio en el que es uno de los contratos más importantes tanto a nivel social como económico de un Ayuntamiento y más cuando por la falta de previsión y de gestión de los plazos de su equipo, iban tarde y acumulando retraso tras retraso.

Ante esas incorrecciones que superan las 50 dando una mala imagen del Ayuntamiento, hay que sumar algo de lo que no se ha hablado prácticamente pero que nos preocupa y mucho desde el PP en el Ayuntamiento, señala la portavoz popular, Raquel Fernández, como es el recurso interpuesto ante el Tribunal de Recursos Contractuales por la Asociación Nacional de Fabricantes de Carrocerías de Autobuses y Autocares (ASCABUS) por la cláusula del contrato en la que se exige que los vehículos sean de construcción integral, que de prosperar podría volver a suspender el procedimiento, sumando un nuevo retraso a un proceso de adjudicación que acumula ya demasiados retrasos con lo que ello está suponiendo para el servicio.

Para evitar ese posible nuevo retraso, desde el PP pedimos hace unos días que se eliminase del pliego esta cláusula, pero sobre todo porque puede vulnerar, tal y como señalan desde ASCABUS, el principio de igualdad, el de no discriminación que debe regir toda contratación pública y el de concurrencia, limitando la posibilidad de igualdad de oportunidades.

Tampoco se justifica técnicamente la necesidad de que sean vehículos integrales, algo que consideran un juicio de valor absolutamente subjetivo, según ASCABUS, con lo que estaríamos limitando la posibilidad de participación de muchas empresas del sector.

El pliego no sólo encorseta con esta cláusula, también define la potencia mínima del motor, el tamaño y toda una serie de requisitos que deben cumplir los midibuses y los autobuses y cuestionamos que haya más de una marca que cumpla con todas las condiciones que se exigen, lo que podría dar ventaja a las empresas con mejores opciones de compra sobre este tipo de vehículos.

Para evitar problemas futuros y eliminar dudas y puesto que no se ha tenido en cuenta nuestra propuesta de retirar la condición de integrales, preguntaremos en el próximo pleno por el número de modelos que hay en el mercado que cumplan con todos los requisitos exigidos en el pliego así como por las empresas que fabrican este tipo de vehículos.

Ni podemos permitirnos más retrasos porque el deterioro del servicio lo estamos pagando los usuarios diariamente, ni que se vulnere la libre concurrencia en la presentación de ofertas porque este hecho daría muy mala imagen a la contratación en el consistorio de Segovia y no digamos de la gestión del PSOE al frente del Ayuntamiento.